Toxoplasmosis y embarazo

Toxoplasmosis y embarazo

La toxoplasmosis es una infección común que puede afectar a la mayoría de las aves y los mamíferos, incluidos los seres humanos.

Los síntomas de toxoplasmosis son similares a los de una gripe leve como es la alta temperatura, dolor de garganta y dolores musculares. En casos normales, no es peligrosa, y resulta fácilmente tratable, pero las embarazadas deben tener mucho cuidado con ella.

Qué es la toxoplasmosis, qué riesgos implica durante el embarazo y cómo podemos prevenirla

Qué es la toxoplasmosis, qué riesgos implica durante el embarazo y cómo podemos prevenirla

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que se adquiere al entrar en contacto con el Toxoplasma Gondii, un protozoo (es decir, un organismo microscópico) parásito. Es una enfermedad habitualmente transmitida desde los animales al hombre, particularmente desde los felinos, que funcionan como hospedadores del protozoo.
En casos comunes, la toxoplasmosis puede pasar inadvertida ya que suele ser asintomática o confundirse con una gripe. El cuidado especial debe darse en personas con déficit de inmunidad, como ancianos y niños recién nacidos.