Estimulación sensorial y música para nuestro bebé

Estimulación sensorial y música para nuestro bebé

Cuando el bebé nace, todo lo que lo que percibe es una nueva experiencia. Colores, formas, texturas, sonidos, sensaciones: el mundo es inédito para un recién nacido. Todo aquello que aprenda y procese en sus primeros años servirá de base cognitiva para el resto de su vida. ¿Qué significa esto? Con sus primeras percepciones construirá los cimientos de sus patrones de aprendizaje, sobre los cuales erigirá todo futuro conocimiento. Y se ha comprobado que la música es uno de los estímulos que más ayudan a que estos patrones evolucionen a su máxima posibilidad.
Desde el cuarto mes de gestación, el bebé ya puede oír. La música y los sonidos, por lo tanto, tienen un gran papel en la estimulación prenatal. Aprovechando la familiaridad que el bebé desarrolla con las voces conocidas y melodías que le hayamos repetido durante el embarazo.