Fuentes de calcio y la importancia de su incorporación durante el embarazo y la lactancia

Fuentes de calcio y la importancia de su incorporación durante el embarazo y la lactancia

El cuerpo de la mujer necesita un promedio de 1000 mg diarios de calcio para mantener los huesos y dientes fuertes. El calcio estimula a todas las células del organismo, pero particularmente se almacena en los huesos proporcionando densidad ósea y rigidez. Además, genera una reserva en las puntas de cada hueso, que puede distribuirse hacia otros en casos de que la ingesta del día no sea suficiente. Cuando estamos embarazadas, en un principio, no es necesario aumentar este nivel ingerido, pero durante el segundo y tercer trimestre el bebé comenzará a absorber calcio para formar sus propios huesos y es entonces cuando debemos asegurarnos de proveerlo con la cantidad adecuada