Anomalías en la placenta: placenta acreta, desprendimiento de placenta y placenta previa

Anomalías en la placenta: placenta acreta, desprendimiento de placenta y placenta previa

Durante las 40 semanas, la placenta se encarga de proveer nutrientes y oxígeno a nuestro bebé; de liberar estrógeno, progesterona y hCG (gonadotropina coriónica humana u “hormona del embarazo”); y de filtrar toxinas y sustancias químicas que no deben llegar a nuestro hijo o hija.
Si bien es inusual, existen ciertas anomalías relativas a la placenta que pueden generarse durante el embarazo. Son conocidas como “placenta previa”, “desprendimiento de placenta” y “placenta acreta”.