Diabetes gestacional: prueba de tolerancia a la glucosa

Durante el embarazo se producen incontables cambios en el cuerpo, siendo uno de ellos la intolerancia a la glucosa que desencadena un cuadro de diabetes gestacional.

Debido a ello, la mayoría de los obstetras recomienda realizar una prueba de tolerancia a la glucosa entre la semana 22 y 28 del embarazo.



Diabetes gestacional: prueba de tolerancia a la glucosa

Qué es la diabetes gestacional

Esta condición es un exceso de azúcar en la sangre durante el embarazo, y debido a que no suele generar síntomas, la prueba de tolerancia a la glucosa es la única forma de diagnosticarla.

La prueba de tolerancia a la glucosa

Es un análisis de sangre, se extrae una muestra en ayunas y otra después de 2 horas de beber agua con 50 gramos de glucosa. Está diseñada para identificar a tantas mujeres con diabetes gestacional como sea posible, por lo que un resultado positivo no siempre es indicativo de la enfermedad.

En caso de que se obtenga un resultado positivo se debe realizar una prueba posterior,  más larga y exacta que se llama curva de la glucosa.

Cabe destacar que muchas mujeres sienten náuseas y vomitan después de beber este líquido tan dulce, debido a ello tienen que repetir la prueba otro día. El beberlo bien frío ayuda a que sea más tolerable.

Resultados de la prueba de tolerancia a la glucosa

Resultados anormales

La mayoría de los médicos coincide en que un nivel de azúcar por encima de los 140 miligramos de glucosa por decilitro de plasma sanguíneo (mg/dL) es considerado anormal e indican la realización de la curva de la glucosa para obtener un diagnóstico definitivo.

Cuando los resultados muestran un nivel por encima de los 200 mg/dL existe una diabetes declarada, y no es necesario realizar dicha prueba, sino pasar directamente al tratamiento para evitar posibles complicaciones durante el embarazo.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo