Autotransplante de tejido ovárico, una forma de recuperar la fertilidad

En los últimos años se ha desarrollado una alternativa para preservar la fertilidad de aquellas mujeres que padecen una menopausia precoz o pierden la funcionalidad de sus ovarios por someterse a tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia o la radiación. El autotransplante de tejido ovárico es la extracción de un fragmento del propio ovario mientras aún funciona, su posterior conservación y reimplantación (en el caso de las pacientes con cáncer, una vez que el tratamiento haya terminado). Mediante la estimulación de este fragmento de ovario autotransplantado, puede lograrse la recuperación de la ovulación y, por consiguiente, la nueva posibilidad de embarazo natural.

Al ser una técnica en desarrollo, aún no se está implementando en todo el mundo. Los primeros países que experimentaron con ella fueron Bélgica, Israel, España y Dinamarca; y al día de hoy se han logrado exitosamente 9 embarazos. La extracción del tejido ovárico es sencilla: por vía laparoscópica, se toma tejido cortical (la corteza) del ovario, que tiene ovocitos aún no maduros. Este tejido se corta luego en láminas, muy finas para asegurar la correcta y completa criogenización, y se congela a 196º C bajo cero. El tejido puede permanecer así hasta 20 años sin perder su efectividad.



Autotransplante de tejido ovárico, una forma de recuperar la fertilidad

Luego, se practican dos formas de implante distintas: heterotópica y ortotópica. La primera es la reinserción del tejido ovárico en otra parte del cuerpo de la mujer (generalmente, en el abdomen o bazo). Desde allí, el ovario vuelve a producir hormonas que se liberan al torrente sanguíneo y se pueden extraer los ovocitos para hacer una fecundación in vitro cuando la mujer lo prefiera. El reimplante ortotópico, por otro lado, es la reintroducción del tejido ovárico en su lugar original, e implica luego una espera hasta que la mujer conciba el embarazo de forma natural (la reactivación de las funciones fértiles suele tomar unos seis meses). Esta opción implica un riesgo de pérdida de óvulos durante el proceso de recuperación de la función ovárica. Se han obtenido resultados exitosos con ambos reimplantes, y es normal realizar los dos a la vez para garantizar la concreción de un embarazo.

Lo cierto es que si bien el autotransplante de tejido ovárico es aún una técnica en desarrollo, donde queda mucho campo para mejorar y perfeccionar; los casos exitosos demuestran la capacidad del ovario de recuperarse y reiniciar su vida fértil. Una mujer danesa, autransplantada hace tres años luego de un sarcoma de Ewing, ya ha logrado dos embarazos naturales gracias al reimplante ortotópico.

Infografía: elperiodico.com
Por María del Mar





Puede Interesarte


1 comentario en “Autotransplante de tejido ovárico, una forma de recuperar la fertilidad

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comenta este articulo

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.