Fajas abdominales para el postparto

Después de dar a luz, el cuerpo de una mujer pasa por una gran cantidad de cambios físicos. La mayoría de ellas padecen de dolores en las articulaciones y sobre todo en la zona de la espalda baja debido a que los músculos abdominales están estirados y necesitan bastante tiempo para volver a la normalidad.

Por ello es que las fajas abdominales son la solución perfecta, ya que dan el apoyo necesario para minimizar estos dolores y molestias.



Fajas abdominales para el postparto

faja-abdominal

En la actualidad hay cientos de fajas abdominales para usar después del parto. La mayoría vienen con cierres de velcro que se pueden ajustar con facilidad y son fáciles poner y quitar, como también están las que cubren la totalidad de las caderas y el torso o solamente el abdomen.

Pueden usarse durante todo el día, y hasta la noche si se lo desea. Lo que sí, es sumamente importante el comprar la faja abdominal que pueda ir ajustándose a medida que se pierde peso, para no tener que comprar una nueva ya que son bastante caras.

Beneficios de las fajas abdominales para el postparto

  • Alivian el dolor de espalda porque calman el estrés severo que experimenta la espalda en esta etapa.
  • Otorgan una excelente estabilidad a los músculos de la región pélvica
  • Son necesarias para mujeres que han tenido una cesárea porque sostienen y comprimen la zona del corte.
  • Las paredes abdominales también reciben apoyo adicional, por lo que los órganos internos reciben una protección extra.
  • Ayudan a tonificar los músculos del estómago y hacen que la piel pueda volver a su estado original con más facilidad.
  • Permiten recuperar la figura con más rapidez, definen la cintura, y disimulan el vientre abultado o flojo.

Precauciones al usar fajas abdominales

  • No tiene que estar demasiado apretada ya que puede generar demasiada presión sobre la caja torácica, el abdomen y la zona pélvica, anulando todos los efectos positivos que posee.
  • La faja tiene que ejercer presión desde la parte superior hacia abajo y no de abajo hacia arriba.
  • El uso de la faja abdominal debe acompañarse de ejercicios de rehabilitación para recuperar la tonicidad muscular.
  • La faja tiene que permitir respirar moverse y sentarse con comodidad.

Riesgos del uso de fajas abdominales después del parto

  • A pesar de que las fajas son realmente útiles, pueden conllevar algunos riesgos.
  • Posibilidad de desarrollar una hernia
  • Aparición de erupciones y picazón intenso alrededor de la zona donde la faja se hunde en la piel
  • Si la faja genera presión severa sobre el útero puede causar una hemorragia
  • Incomodidad si se la usa cuando el clima es húmedo y caluroso





Puede Interesarte


Comenta este articulo