Depresión post parto: Terapias alternativas para combatirla (II)

La depresión post parto es bastante común entre las mamás, un 13% de las mujeres que dieron a luz luchan con este problema hasta por un año después de haber tenido a su hijo. Afortunadamente existen tratamientos naturales muy útiles para contrarrestar esta patología y permitir a la mujer disfrutar de su hijo y de la maternidad a pleno.

En este post continúo con el listado de tratamientos que mencioné en la nota Depresión post parto: terapias alternativas para combatirla (I).



Depresión post parto: Terapias alternativas para combatirla (II)

Trans-estimulación magnética: es un tratamiento novedoso y no invasivo para tratar la depresión posparto. Se basa en el control de estado de ánimo por medio de ondas magnéticas que regulan y estimulan las células cerebrales.

Ejercicios: el ejercicio regular permite mejorar el estado de ánimo y las emociones generando un notable sentimiento de bienestar porque estimula la secreción de endorfinas, la llamada hormona del buen humor.

Masajes relajantes: Los masajes son la mejor manera de cuidar el cuerpo, renuevan la energía, relajan la mente y el cuerpo a la vez que ayudan a desechar todos los sentimientos y pensamientos negativos.

Nutrición adecuada: la buena alimentación  es fundamental para mantenerse en buen estado de salud física como mental, por ello no hay que dejarla de lado y merece la misma atención que la dieta del pequeño bebé.

Una dieta rica en todos los nutrientes vitales como ácido fólico, calcio, hierro, manganeso, proteínas, grasas buenas,  hidratos de carbono y magnesio es indispensable para la mujer en etapa de post parto. Los ácidos grasos omega-3 ayudan fundamentalmente a tener una mente sana, estos abundan en alimentos como las nueces, pescados, etc.

Psicoterapia: es lo que se conoce como terapia cognitiva conductual, la mujer con depresión post parto necesita consultar con un terapeuta para que este pueda determinar la razón que desencadena la depresión y proponer la forma de lidiar con ella.

Dormir bien: en general las madres que le dan el pecho a sus hijos tienen dificultades para tener un descanso adecuado. Por esto resulta importante el poder conseguir un sueño profundo mientras el bebé está durmiendo, para ello hay que pedir ayuda a los miembros de su familia para cuidar al bebé y tener un sueño ininterrumpido durante unas cuantas horas.





Puede Interesarte


Comenta este articulo