Adelgazar durante la lactancia

En general cuando se da de mamar la mujer comienza a bajar de peso y a librarse de los kilos demás acumulados durante el embarazo, pero el adelgazar durante la lactancia depende de cada mamá porque influyen factores como la cantidad de kilos ganados, el estado nutricional antes del embarazo, la actividad física que realiza, el tipo de alimentación que lleva, el tiempo y tipo de amamantamiento, si tiene alguna enfermedad, etc.
Por otra parte los especialistas recomiendan el no hacer dieta antes de que pasen dos a tres meses después del parto para evitar complicaciones.

Igualmente cabe destacar que no es bueno perder muchos kilos de golpe ya que una baja de peso excesiva y rápida en el post parto hace que la mujer se sienta mucho más débil y fatigada, aumenta la pérdida de masa muscular y se genera un déficit de vitaminas y minerales. Además  llevar una dieta desequilibrada puede hacer que la leche producida sea de mala calidad y escasa.



Adelgazar durante la lactancia

Para poder bajar de peso en la lactancia sin que corra  riesgos la salud de la mamá ni la del bebé y a la vez asegurar una buena cantidad como calidad de leche, la mujer tiene que alimentarse correctamente incluyendo:

  • Abundante cantidad de líquidos, evitando los que contengan mucha azúcar
  • Carnes magras en especial pescados y aves, menor cantidad de carnes rojas. El pescado es importante por su contenido en aceites poliinsaturados que al trasladarse a la leche materna ayudan al correcto desarrollo neurológico del recién nacido.
  • Frutas y vegetales frescos, mayormente crudos por su gran aporte de fibras, vitaminas y minerales.
  • Lácteos descremados de todo tipo (leche, queso, yogur…)
  • Cereales integrales y derivados

A su vez la mujer lactante tiene que evitar algunas comidas que no favorecen el descenso de peso ni la calidad de la leche, estas son:

  • Alcohol
  • Alimentos flatulentos que generan cólicos en el bebé, esto son las coles, ajo, pimentón, rabanitos, cebolla, choclo, brócoli, arvejas, bebidas carbonatadas,
  • Exceso de aliños

Por otra parte las ingestas tienen que dividirse en varias al día procurando no pasar más de 4 horas sin ingerir alimento alguno, a excepción de la noche por supuesto.





Puede Interesarte


Comenta este articulo