El parto respetado: las mamás tomamos las riendas

Este año, del 11 al 17 de mayo se celebró por quinta vez la Semana Mundial por un Parto Respetado. Actualmente, muchos hospitales en distintas partes del mundo están cediendo a las demandas de las madres de vivir un parto más libre. Partiendo de sentir que las instancias intermedias medicalizadas durante el trabajo de parto nos alejan del carácter “natural” de la experiencia, muchas mamás preferimos tener opinión en los detalles del alumbramiento.

La Organización Mundial de la Salud entiende como derecho de la madre el “participar en la planeación, realización y evaluación de la atención [prenatal]; y que los factores sociales, emocionales y psicológicos son decisivos en la comprensión e instrumentación de la atención prenatal apropiada.” La OMS además redactó una lista de recomendaciones para parturientas, médicos y asistentes, entre las que mencionan que:



El parto respetado: las mamás tomamos las riendas

  • parto en casaNo hay justificación para que más del 15% de los partos sean por cesárea.
  • No hay pruebas que indiquen que se requiera cesárea sólo por haber atravesado una anteriormente.
  • No debe indicarse el afeitado de la región púbica ni los enemas preparto.
  • Las mamás no deben ser colocadas acostadas, sino que pueden decidir libremente la posición que prefieren asumir.
  • No se justifica la aplicación rutinaria de la episotomía.
  • No debe inducirse el parto fuera de la indicación médica necesaria.
  • Debe evitarse la administración rutinaria de analgésicos o anestésicos injustificados.
  • El bebé debe quedarse en brazos de la mamá si no hay ninguna complicación, ya la observación rutinaria del recién nacido puede esperar.

Observando las estadísticas y métodos actuales de hospitales y, en particular, de clínicas privadas, es sencillo darnos cuenta de que no se están siguiéndose estas propuestas.

Con el objetivo de lograr un parto natural, y frente al poco espacio que dan muchos especialistas -médicos en especial- a sugerencias de los padres, han surgido alternativas como el parto en el domicilio, el parto en el agua, o el parto vertical. Todos tienen como fin elevar el factor humano y disminuir las mediaciones medicalizadas. No se descarta la tecnología, porque ha representado un gran avance en caso de complicaciones, pero cualquier intervención ajena al acompañamiento natural del proceso fisiológico se plantea desde el primer momento como opción, y no como rutina u obligación. Cuando se elige dar a luz en el domicilio, el equipo que asiste suele estar formado por un neonatólogo, un obstetra y una obstétrica; y se aconseja contar con una ambulancia.

Es importante saber a la hora de planear nuestro parto que de elegir quedarnos en casa, corremos un riesgo. Hay complicaciones que pueden surgir de último momento que requieren asistencia especializada que sólo se obtiene en hospitales y clínicas. Pero tampoco debemos perder de vista que aún estando en una dependencia médica, podemos hacer oír nuestra voz y decir claramente como queremos vivir ese momento tan especial.

Fuentes: OMS, Dr. Carlos Burgo (en partohumanizado.com.ar) y partolibre.com.ar





Puede Interesarte


1 comentario en “El parto respetado: las mamás tomamos las riendas

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comenta este articulo