Efectos de la epidural y analgésicos durante el parto

Como hemos visto en una nota anterior, para aplacar el dolor que ocasiona el parto y el trabajo de parto en sí, existe una variedad de epidurales y analgésicos que resultan efectivos pero como todo medicamento, éstos tienen efectos colaterales.

Efecto de los analgésicos



Efectos de la epidural y analgésicos durante el parto

Los analgésicos pueden causar mareos, somnolencia y náuseas, la mujer también puede ser incapaz de moverse durante el trabajo de parto. La tensión arterial puede bajar, por ello el control constante de la madre y el bebé son obligatorios.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el efecto calmante de los narcóticos hace que algunas parturientas se relajen tanto que el parto se genera mucho más rápido.

Efecto de la epidural

Los efectos secundarios de la anestesia epidural no son comunes, dependen mucho de la cantidad de medicamento suministrado. La epidural puede ayudar a una madre a relajarse, apresurando el parto, pero también puede prolongarlo al reducir la necesidad de pujar.

Efectos de los calmantes sobre el bebé

En general los medicamentos para calmar el dolor del parto tienen un efecto mínimo sobre el bebé, sin embargo ningún medicamento es inocuo y posee efectos secundarios potenciales.

En el caso de los analgésicos, estos pasan al torrente sanguíneo de la mamá y pueden llegar al bebé, lo que puede tornarlo somnoliento, reducir su frecuencia cardíaca e  interferir con la respiración. El bebé también puede estar débil después del parto ya que el medicamento funciona a través de su sistema.

Como con la epidural se usan menores dosis ya que se controla el dolor en una región específica del cuerpo, es mucho menos probable que los efectos colaterales se trasladen al bebé.

De igual modo es importante que las embarazadas hablen con el obstetra sobre el tema para aclarar todas las dudas posibles acerca de los medicamentos para el dolor durante el parto. También hace falta recalcar que ningún medicamento puede garantizar un parto sin dolor, pero sabiendo lo que está disponible, es posible tener una mejor oportunidad de encontrar el manejo del dolor adecuado a cada una de las necesidades.





Puede Interesarte


Comenta este articulo