Doula, un asistente para la embarazada, el parto y el bebé

Cuando una mujer embarazada comienza con una seguidilla de tareas a realizar como elegir el obstetra y el sanatorio donde tener al bebé, organizar el baby shower, comprar todo lo necesario para el recién nacido, y muchos etc. más.

En definitiva la lista de pendientes del embarazo es realmente monumental, sobre todo para las madres primerizas, y ahora se está sumando un ítem más: el de la Doula.



Doula, un asistente para la embarazada, el parto y el bebé

¿Qué es una Doula?

Una doula es un profesional que proporciona apoyo físico, emocional y educativo para el parto, asiste a las mujeres, al recién nacido y evalúa el contorno familiar.

La doula ayuda en la preparación del parto, apoya a la mujer y asesora a la hora de tomar decisiones. Ella da sostén continuo a lo largo de todo el trabajo de parto, parto y el nacimiento. También colabora con la alimentación del lactante y da asesoramiento práctico para que la mamá pueda descansar, sanar y encontrarse a si misma en la nueva rutina de su vida con un bebé.

¿Realmente es necesaria una doula?

Las doulas son expertas en nacimiento, pero ¿realmente quieres a otro extraño en el parto? El nacimiento es una experiencia íntima, y ​​el tiempo de vinculación con el bebé también es algo muy personal y vulnerable. La última cosa que una madre quiere es un extraño dando vueltas por ahí.

Pero una doula está lejos de ser un extraño. Estamos hablando de una profesional experta en embarazo, parto y período postnatal. Ella no es una partera ni obstetra, es una especialista en la preparación del parto, cómo afrontar el nacimiento y adaptarse a la vida con un bebé.

La partera o el médico tiene un papel fundamental para garantizar la salud y seguridad de ambos, y el de la doula es ofrecer un soporte continuado. Por ejemplo mientras el medico se encuentra monitoreando el ritmo cardiaco del bebé, la doula puede estar ofreciéndole un suave masaje.

Otro aspecto es que los nacimientos con asistencia de las doulas tienden a necesitar menos medicinas para el alivio del dolor de la madre, e incluso se ha demostrado que su accionar influye en la reducción de las tasas de cesáreas. Contar con el apoyo continuo puede ayudar incluso en los casos de nacimientos difíciles, y hacen que la madre tenga sensación de poder, algo que fácilmente se pierde en este momento.





Puede Interesarte


Comenta este articulo