Asumiendo el control de nuestro parto: decidir el lugar, la asistencia y las mediaciones

En 2004 se sancionó en Argentina la Ley 25.929, la “Ley de Parto Humanizado”. El artículo segundo está dirigido particularmente a la mujer embarazada, y establece, ente otras cosas, que ellas tienen derecho a “ser considerada como una persona sana, de modo que sea protagonista de su propio parto” y a vivir un “parto natural, respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas.”

Muchas futuras mamás desconocen esta legislación vigente hace cinco años, y es importante citarla a la hora de planear nuestro parto. A fin de acercarnos a un parto humanizado y natural, y no tan mediado por médicos y procedimientos rutinarios –no siempre necesarios-, hoy en día se tienen en cuenta los pedidos de las mamás acerca de su momento tan especial.



Asumiendo el control de nuestro parto: decidir el lugar, la asistencia y las mediaciones

Contamos con varias opciones y posibilidades. Para empezar, podemos elegir el lugar: en una institución de salud (hospital o sanatorio) o en casa.

Si elegimos la modalidad de parto domiciliario, debemos saber que es un servicio privado que brindan ciertos médicos especializados. Se cuenta con un/a obstetra, un/a obstétrico/a y si es posible un/a neonatólogo/a, para asistir a la embarazada. Lo bueno es estar en un ambiente familiar, con las personas que una elija y todos nuestros objetos, habitaciones y comodidades a mano. Pero existe cierto riesgo: las complicaciones de último momento aparecen sólo en el 7% de los partos, pero en caso de que esto suceda es necesario tener al alcance equipo médico que sólo encontramos en hospitales o sanatorios. Pero con los controles debidos y una buena asistencia, es una opción a considerar por la libertad y comodidad que implica para la madre. Dentro de los partos en casa podemos elegir el parto en el agua, el parto vertical o la combinación de cualquier posición que se nos haga cómoda.

Las estadísticas sobre procedimientos rutinarios en sanatorios y hospitales de Argentina son alarmantes: a un 80% de las mamás se les hizo una episiotomía, igual porcentaje de mujeres pasaron a cesárea en instituciones privadas, al 70% se les administró el goteo de oxitocina para acelerar el proceso de las contracciones, a la mayoría le rasuran los genitales, y todas deben entregar a los hijos para controles y los pueden ver recién horas después. Pero aún optando por la internación, podemos hacer oír nuestra voz. Si no queremos recurrir a la anestesia ni a la analgesia, estamos en nuestro derecho, como así también de negarnos a la episotomía y a cualquier “preparación” que exijan los médicos (rasurado, enemas). Incluso podemos aclarar que no queremos que a nuestro hijo se lo aspire, se lo mida o se lo bañe.

Sólo se trata de asumirnos como protagonistas de nuestro parto y hacerlo valer. Es un momento en el cual lo más importante son la madre y el hijo y es perfectamente lógico planearlo a nuestro modo.

Fuente: Diarios La Nación (10/11/1999), P/12 (23/05/2006) y MinutoUno (9/05/2007).

Por María del Mar





Puede Interesarte


5 comentarios en “Asumiendo el control de nuestro parto: decidir el lugar, la asistencia y las mediaciones

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. hola quisiara saber en donde se puede conseguir un lugar donde realizen partos en el agua en buenos aires argentina y cuanto me salidria mil gracias

  3. Hola Magali. Por lo pronto no tengo ese dato, pero seguramente hay lugares. Segui buscando por internet en google “parto en el agua buenos aires” (comillas incluidas).

    Saludos linda y felíz embarazo!

  4. Hola disculpen yo soy de Mexico de Irapuato, solo que e stoy planeando mi parto en el agua, aqui no hay clinicas con tinas especiales, solo quiero saber si se necesita una tina especial se que se puede en una alberquita pero no se cual sea la mas recomendada, me podrian indicar.

  5. Hola Marcela, la verdad es que no me doy cuenta a que le llaman alberquita en mexico. Igualmente te recomiendo que planees tu parto junto a tu obstetra. el sabrá recomendarte las mejores opciones para dar a luz.

    Saludos!

Comenta este articulo