Lactancia materna y vuelta al trabajo

La lactancia materna y la vuelta al trabajo no tienen porqué ser incompatibles, es cuestión de hacer que la transición entre ambas sea lo más suave posible.

Con la planificación adecuada y el compromiso necesario, estarás lista para seguir amamantando mucho después de volver a la oficina. En este post comparto contigo algunas pautas que pueden serte de gran utilidad en este momento.



Lactancia materna y vuelta al trabajo

lactancia vuelta trabajo

Comienza con la alimentación en biberón antes de regresar al trabajo

Es importante ir acostumbrando al bebé a la alimentación en mamadera antes de que se deba volver a las labores. Los especialistas recomiendan darle al bebé de comer en biberón con leche materna tres semanas antes de comenzar a trabajar, y si el niño no quiere alimentarse con la mamadera, en lugar dársela tú, puede intentar otra persona.

El extractor de leche

Para poder darle al bebé la leche materna con el biberón, hay que usar el extractor de leche. Es necesario que busques diferentes modelos hasta dar con el indicado para ti, porque hay una variedad de opciones que pueden ayudar a adaptarse a tu horario de trabajo y las necesidades personales.

Empieza a usar el extractor de leche después de la primera toma de tu bebé, ya que es cuando la leche está en el punto más alto. Una vez que has terminado, guarda la leche en la nevera o en el congelador en porciones de acuerdo a lo que el niño tome en una sola comida.

Extrae leche una vez por día, varios días a la semana para darle al niño de comer con el biberón cada tanto y así familiarizarlo con el mismo.

Encuentra un lugar cómodo en el trabajo

Las empresas, por obligación tienen que darte un espacio para la lactancia materna. Asegúrate que el lugar en donde extraigas la leche sea lo más higiénico posible, y si debes hacerlo en el baño, siéntate en una silla y no en el inodoro.

Planea con anticipación

Asegúrate de preparar tu bolso para el trabajo con antelación y tener a mano el equipo adecuado para la extracción de leche. Ten el extractor, biberón o bolsas de almacenamiento, una pequeña nevera portátil con bolsas de hielo para almacenar la leche, almohadones de lactancia, una camiseta extra y toallitas sacaleches.

Si no tienes las toallitas, enjuaga bien el extractor de leche después de cada uso y lavar con jabón y agua caliente al final del día.





Puede Interesarte


Comenta este articulo