Vitamina D, suplementos para la lactancia materna

Bien sabemos que la leche materna le proporciona al bebé todo lo necesario para su nutrición durante los primeros meses de vida, pero los especialistas afirman que los suplementos de vitamina D también son imprescindibles.

La vitamina D es un nutriente esencial para el desarrollo óseo y el crecimiento general del niño, se encuentra en muchos alimentos como la leche, el pescado y la carne de vaca, pero se produce sobre todo en nuestros cuerpos a través de la luz solar.



Vitamina D, suplementos para la lactancia materna

lacntancia materna

Debido a la preocupación sobre el peligro de contraer cáncer de piel y el consecuente uso de protector solar en todo momento, se bloquea la producción de vitamina D porque el cuerpo no recibe los rayos solares necesarios. Pero esto no quiere decir que se deba exponer a los niños al sol sin protección.

El problema es que los pequeños que presentan una insuficiencia de vitamina D son propensos a tener huesos frágiles, raquitismo, un sistema inmunitario débil, como también a padecer diabetes y cáncer.

Si bien la lactancia materna proporciona casi todos los otros nutrientes para los niños, no ofrece suficientes niveles de vitamina D. Los bebés requieren desde que nacen 400 UI de vitamina D todos los días, y la leche materna solo les ofrece 25 UI.

En el caso de los niños alimentados con leche de fórmula la cosa cambia porque la leche elaborada trae mayores niveles de vitamina D, y es por ello que no requieren de suplementos adicionales. Cabe destacar que este aspecto no hace mejor la leche de formula que la materna.

¿Cómo administrar la vitamina D a los niños?

Los médicos recomiendan administrar los suplementos de vitamina D en forma de gotas. Esto ha de mantenerse por todo el tiempo en el cual los niños se alimenten de leche materna exclusivamente, o por seguridad hasta el año de edad.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo