Lactancia materna, problemas comunes al dar el pecho

La lactancia materna es, sin lugar a dudas, uno de los actos naturales más instintivo y hermoso que los seres humanos pueden llevar a cabo, pero eso no quiere decir que no venga aparejado de una buena cantidad de retos y preguntas.

En este y un sucesivo post te daré información acerca de los problemas comunes de la lactancia materna para que puedas desenvolverte cuando las  cosas se ponen difíciles.



Lactancia materna, problemas comunes al dar el pecho


Los alimentos grasos y picantes en la dieta materna

Muchas madres han escuchado que ciertos alimentos, como ser las frutas cítricas, frijoles, brócoli, pimientos, ajo y cebolla, entre otros, tienen que ser evitados durante la lactancia. El tema es que si estas comidas formaron parte de la dieta de la mamá durante el embarazo, es probable que no afecten al bebé en la lactancia.

Pero si se dejaron de lado debido a la acidez estomacal o náuseas, es conveniente que se los evite también durante más o menos el primer mes de vida del bebé ya que pueden causarle cólicos al recién nacido. Después de las primeras cuatro semanas se puede intentar introducirlos uno a la vez y ver las respuestas del niño durante 24 horas.

Es importante saber que no es recomendable eliminar estos alimentos a menos que sea necesario porque una dieta variada proporcionará al bebé una amplia gama de nutrientes y podría hacerlo más receptivo a nuevos sabores cuando comience a comer alimentos sólidos.

Pechos inflamados

Amamantar con frecuencia es la mejor manera de aliviar la congestión de las mamas que se suele producir 72 horas después del parto o hasta que la producción de leche tome su ritmo. Mientras tanto, es necesario dar el pecho de 8 a 12 veces al día, o alrededor de cada dos o tres horas, durante las primeras semanas.

Antes de dar el pecho hay que aplicar compresas calientes y presionar un poco con las manos para sacar algo de leche que suavice los pezones y así ayudar al bebé a mamar. De igual modo hay que tener cuidado porque los senos se congestionan en cualquier momento, incluso después de que la producción de leche se ha regulado.





Puede Interesarte


Comenta este articulo