Volar durante el embarazo, consejos útiles

Estar embarazada no es sinónimo de estar enferma. A menos que haya alguna indicación médica, puedes hacer tu vida lo más normal posible, y eso incluye el volar, sólo debes tener en cuenta algunas consideraciones extras.

El viaje en avión es el método de transporte más seguro para hacer grandes distancias durante el embarazo. Lo más recomendable es volar después del 3 mes de gestación, debido a los malestares que suelen acompañar el primer trimestre, pero si es necesario hacerlo antes no hay ninguna contraindicación.



Volar durante el embarazo, consejos útiles

Cabe destacar que la mayoría de las aerolíneas aceptan pasajeras embarazadas hasta el 7 mes de gestación (hay excepciones como es el caso de embarazos múltiples), cuando se trata de embarazos avanzados es necesario pedir una autorización especial que incluye revisión por parte de los médicos de la empresa y una autorización de tu obstetra.

Esta restricción no se debe a que el vuelo pueda dañar al bebé, sino que quieren evitarse dolores de cabeza como sería que entres en trabajo de parto en pleno viaje y que surjan complicaciones. Además, cuando el embarazo está avanzado, los especialistas no recomiendan que la madre se aleje demasiado del lugar en donde se va a tener al bebé.

Retomando el tema del vuelo… Es conveniente que tengas en cuenta:

  • Antes de comprar el pasaje, chequea las condiciones que impone la aerolínea en la que piensas viajar, cada una tiene sus políticas a la hora de aceptar pasajeras embarazadas.
  • Trata de elegir asientos que tengan espacio para estirar las piernas o los que están en la zona cerca a las alas, en ellos no se siente tanto el movimiento del avión.
  • Quítate los zapatos en el avión para tener mayor comodidad, recuerda que cuando estás mucho sentada se te hinchan los pies y las piernas.
  • Si el viaje es muy largo, es necesario que cada hora te levantes y camines un poco para mejorar la circulación.
  • Rota tus tobillos mientras te encuentras sentada, esto también estimula la circulación.
  • Bebe mucha agua, esto ayuda a eliminar líquidos. Es importante que evites las gaseosas y alimentos salados, así como las infusiones porque deshidratan.
  • Trata de comer liviano, es importante no sobrecargar el estómago para evitar náuseas y malestares incómodos en pleno vuelo.
  • Viaja con ropa cómoda y lleva abrigo para evitar pescar un resfrío por el aire acondicionado.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo