Várices durante el embarazo: formas de prevención y cuidados

Las várices aparecen cuando las válvulas de las venas –que son las que permiten que la sangre fluya hacia el corazón- no funcionan bien, y provocan acumulaciones en el torrente sanguíneo que generan a su vez inflamaciones. En general aparecen en las piernas porque son donde la gravedad incide más en contra de la dirección que debe seguir la sangre (hacia arriba), pero también puede desarrollarse en el recto –hemorroides- o en el esófago. Las várices no sólo nos molestan estéticamente, sino que causan sensación de pesadez, calambres y dolores.

El embrazo suele ser su momento de presentación, si es que no han aparecido antes. La presión que el útero ejerce en las venas de la pelvis, el aumento de peso y de volumen en la sangre son factores que inciden en que las várices aparezcan.



Várices durante el embarazo: formas de prevención y cuidados

Hay varias consideraciones que podemos tomar para prevenir su aparición o disminuir su cantidad. Lo principal es evitar el exceso de peso y el pasar extensos períodos de tiempo ya sea de pie o sentadas. No debemos utilizar ropa que nos ajuste excesivamente las piernas, la cintura o los muslos; ni zapatos con taco muy alto (la altura ideal es de 5 centímetros). Otros cuidados que podemos tener es el uso de medias estimulantes de la circulación, que podemos adquirir en farmacias; no levantar cosas pesadas; no fumar; llevar una dieta rica en fibras a fin de evitar la constipación; y no exponernos a fuentes de calor intenso, ya sea el sol fuerte o una estufa, cerca de las piernas.

Otro aliado importante en esta cruzada contra las várices y los problemas de circulación es el ejercicio. Realizar actividad cotidianamente mejorará nuestra calidad de vida y salud de forma generalizada; pero en el caso de las várices y en especial durante el embarazo, que quizás alivianamos nuestra rutina de actividad física, ciertos ejercicios simples pueden aliviarnos. Por ejemplo, caminatas de 20 minutos; o cuando estamos sentadas, elevar y bajar los talones periódicamente; o caminar sobre las puntas de los pies y de a pequeños pasos unos minutos. Dormir con los pies levemente elevados también estimula la circulación.

Si estamos próximas al parto y tenemos várices importantes, debemos avisarle a nuestro médico, que puede que nos aconseje utilizar medias especiales durante el trabajo de parto. Tendrá, además, ciertas consideraciones, como hacernos levantar rápido después de dar a luz para evitar el desarrollo de coágulos en las venas, condición que se conoce como trombosis venosa superficial.

Por María del Mar





Puede Interesarte


3 comentarios en “Várices durante el embarazo: formas de prevención y cuidados

  1. Les platico como estoy solucionando mi problema de varices, resulta que después de que nació mi bebé me dolían mucho mis piernas y tenía aparición de varices, mi Ginecólogo me receto Teboven por 3 meses y se debe tomar 1 pastilla después de cada alimento, me recomendó que practicara algún deporte como natación, refrescara mis piernas con agua fría, no utilizará zapatos de tacón muy alto y caminar lo más que pudiera.

    Tengo 2 meses tomando Teboven y ya estoy viendo buenos resultados.

    Saludos!!

  2. Gracias por el consejo Laura. Igualmente chicas, siempre que decidan tratarse consulten previamente al medico por la ingesta de medicamentos… los cuales en algunos casos pueden estar contraindicados.

Comenta este articulo

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.