Tipos de contracciones durante el embarazo, ¿cómo sé si son de parto?

En las 40 semanas de gestación, el útero se extiende para hacer lugar a nuestro bebé. Durante este proceso, solemos sentir los reflejos de la tensión y relajación que experimenta el músculo. Estas sensaciones son lo que conocemos como contracciones, y las sentimos como un endurecimiento del abdomen.

Por supuesto que no todas las contracciones son de parto. A lo largo del embarazo vamos a experimentar distintos tipos. Las contracciones focales son aquellas que se sienten en un punto en particular, frecuentemente provocadas por un movimiento del bebé. Las contracciones generalizadas empiezan como las focales, pero de a poco se extienden a todo el útero. Pueden ser provocadas por movimientos del bebé, por cambios de posición nuestros, o como señal de que la vejiga está llena.



Tipos de contracciones durante el embarazo, ¿cómo sé si son de parto?

Llegando al quinto o sexto mes de gestación, aparecen las contracciones que se conocen como de Braxton Hicks. Son indoloras y abarcan todo el útero, desde “arriba” hacia la vagina. Se extienden entre 30 y 60 segundos y luego dejan una leve sensación de tensión. Esta clase de contracciones es la forma que tiene nuestro útero de ejercitarse para estar listo para el trabajo de parto. No significan que ya es hora, sino que nuestro cuerpo se está preparando.

La primera señal de que una contracción es de parto, es que es dolorosa. A fin de ensanchar el cuello del útero para dar paso al bebé, el músculo uterino se contrae y los vasos sanguíneos que lo alimentan dejan de hacerlo, provocando una falta de oxígeno momentánea en los tejidos, que es lo que causa el dolor. Antes de presentarse regularmente, anunciando que es hora de ir al hospital, estas contracciones pueden aparecer de forma aislada unos días o semanas antes. Para asegurarnos que son de parto, debemos controlar su frecuencia: van a extenderse entre 90 y 120 segundos, con períodos de descanso de dos o tres minutos. Suele expulsarse el tapón mucoso, y sentiremos mayor presión en la vagina, porque el bebé empieza a empujar. Ya estamos empezando el trabajo de parto. ¿Qué podemos que hacer? Principalmente, aprovechar los momentos sin dolor para respirar profundo y relajarnos, a fin de recibir la siguiente contracción. Podemos darnos una ducha tibia, que nuestra pareja o acompañante nos de unos masajitos… esta etapa se extiende durante varias horas, así que lo mejor que podemos hacer es ponernos lo más cómodas posibles y concentrarnos en que cuando todo pase, ¡seremos mamás!

Imagen: A.D.A.M., Inc.
Por María del Mar





Puede Interesarte


2 comentarios en “Tipos de contracciones durante el embarazo, ¿cómo sé si son de parto?

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Todas las mujeres temen no reconocer las contracciones del parto, estas deben ser regulares independientemente del tiempo entre una y otra, pueden ser cada 5 minutos o más, es importante al llegar las contracciones tener un reloj para controlar la periocidad de las mismas.

Comenta este articulo