Sujetadores para el embarazo: guía práctica

Durante el embarazo todo el cuerpo cambia, y los senos sufren grandes modificaciones.
Los pechos de la mujer embarazada se ponen cada vez más grandes y sensibles al tacto, esto se debe a varios factores como ser: cambios hormonales, aumento de peso, la caja torácica que se expande, y, más adelante en el embarazo, las glándulas mamarias que se preparan para producir leche.

Si bien puede ser tentador y ahorrativo para una mujer el no cambiar de sostén y usar los que ya tiene, siempre hace falta invertir en un buen sujetador para embarazo.
Los pechos se tornan más pesados, y por eso es que se necesita contar con un apoyo cómodo.



Sujetadores para el embarazo: guía práctica

sujetador embarazo

Cuándo es momento de cambiar de sostén

Una regla de oro: las marcas. Cuando el sujetador deja marcas y hendiduras, tanto en la zona donde están los breteles como en las tazas y contorno del cuerpo, es tiempo de adquirir un sostén nuevo y más grande.

Cada mujer es diferente, cada embarazo es diferente, y los pechos de una mujer van a cambiar de forma única. Por ejemplo, los senos pueden aumentar de tamaño en todo el embarazo o bien crecer durante el primer trimestre y luego estancarse hasta tener un crecimiento repentino en los últimos meses.

Dependiendo del crecimiento que tengan, es la frecuencia con la que hay que cambiar de sujetador.

Diferencias entre sostenes comunes, de maternidad y de lactancia

Un sujetador de maternidad es una versión mejorada del normal. Está diseñado para soportar de forma cómoda los pechos que crecen, no tiene arco, posee breteles anchos forrados en algodón y ganchos adicionales.

Los sostenes de maternidad y de lactancia difieren solo en un aspecto que es básico: estos últimos cuentan con cierres o paneles que permiten un fácil acceso a los pezones.

¿Cuántos sujetadores hacen falta?

Los especialistas indican que se necesitan al menos tres sostenes durante el embarazo, pero no hay que comprarlos todos de una vez ya que la caja torácica se puede ampliar hasta la semana 36 del embarazo.

Se pueden usar los extensores de sostén que se conectan a la parte posterior del mismo para agregar longitud. Son muy accesibles y prácticos.





Puede Interesarte


Comenta este articulo