Riesgos de la paternidad a edad avanzada

En la actualidad, tanto la maternidad como la paternidad están siendo postergadas, y ambos casos conllevan sus riesgos.
Si bien en el caso de embarazos a edades avanzadas los problemas se incrementan, los hombres también pueden ver afectada su capacidad y calidad reproductiva con el paso de los años.

paternidad tardia



Riesgos de la paternidad a edad avanzada

Los hombres a partir de los 45 años entran en una edad reproductiva avanzada, con el paso del tiempo sus espermatozoides van deteriorándose e incrementando las posibilidades de que el niño nazca con algún tipo de problema.

Este detrimento de la calidad del esperma puede deberse a una mayor exposición a tóxicos medioambientales, tabaco, alcohol, infecciones y alteraciones hormonales, entre muchos otros factores.

Diversos estudios han concluido que la fecundación a edad paterna avanzada puede disminuir las probabilidades de gestación durante el primer año e incrementar el riesgo de abortos espontáneos.

También puede ser causa de un bajo peso al nacer, daños neurocognitivos y puede estar relacionada con alteraciones como autismo, epilepsia, esquizofrenia, diabetes mellitus y cáncer de mama en la descendencia.

Las fecundaciones a edad paterna avanzada pueden incidir en un incremento de las alteraciones cromosómicas numéricas y estructurales.
Esto se debería a las anomalías genéticas que acontecen en las células testiculares de los padres grandes, como también las alteraciones en la impronta genómica, y mutaciones de novo en células espermáticas.

Afortunadamente la medicina cuenta con estudios que permiten diagnosticar alteraciones cromosómicas y enfermedades de origen genético, como ser el Diagnóstico Genético Preimplantatorio (PGD) y el Screening Genético Preimplantatorio(PGS).

De igual modo, cabe tener en cuenta estos factores a la hora de decidir postergar la paternidad.





Puede Interesarte


Comenta este articulo