Qué hacer cuando el bebé no quiere el biberón

Es bastante común que los bebés que fueron alimentados mediante la lactancia materna rechacen el biberón cuando se les quiere dar una alimentación mixta, y esto genera gran frustración en las madres que ya deben volver al trabajo o no tienen suficiente leche.

Afortunadamente no es una situación fatal, se puede lidiar con esta reticencia del bebé al biberón y hacer que lo acepte de todos modos. Pero primero vamos a ver algunas razones por las que el pequeño puede rechazar la mamadera.



Qué hacer cuando el bebé no quiere el biberón

  • Desapareció el reflejo de succión

Durante los primeros meses de vida, los bebés tienen intacto el reflejo de succión, chupan todo lo que se aproxime a su boca. Sin embargo, una vez que este instinto desaparece, un bebé que fue amamantado puede no chupar automáticamente de la tetina del biberón.

  • Tiene más control sobre su cuerpo

Un bebé más grande posee mayor control sobre sus movimientos corporales, esto es fácilmente comprobable al ver que usa mucho más las manos para explorarlo todo mientras se alimenta. Esta nueva habilidad hace que empuje el biberón o voltee la cabeza si no lo quiere.

  • La succión de la tetina es diferente a la del pecho materno

Un bebé que fue amamantado durante semanas o meses ha formado muchas conexiones cerebrales que establecen en su mente cómo se alimenta.

Por lo tanto, no es sorprendente que algunos bebés que fueron alimentados con lactancia materna no sepan qué hacer cuando se les ofrece la tetina.

Consejos para ayudar a que el bebé acepte el biberón

  • Hacer que el padre u otra persona lo intente

Esto se debe a que puede ser confuso para el niño que sea la madre, quien le da de mamar, le ofrezca una forma diferente de alimento.

Muchos bebés suelen aceptar el biberón cuando se los ofrece alguien que no sea la madre, y es un proceso mucho más fácil si ella tampoco está visiblemente presente en ese momento.

  • Ofrecer el biberón en diferentes posiciones de alimentación

Algunas veces funciona si se le ofrece el biberón colocado de manera que imite la lactancia materna. Pero también está el caso de los bebés que ceden si se los intenta alimentar con la mamadera en posición una posición completamente diferente a cuando se les da el pecho.

  • Caminar mientras se le da el biberón

El caminar alrededor puede generar una distracción y ser calmante para el bebé mientras se le ofrece algo a lo que no está acostumbrado.

  • Probar con diferentes tetinas

Los bebés tienen sus preferencias y puede resultar el que acepten el biberón con una tetina diferente. Hay que probar con varias marcas hasta dar con la indicada.

  • Intentar darle el biberón cuando el bebé está soñoliento

El darle el biberón cuando el bebé esté medio dormida puede ayudar a que lo acepte. También es útil el que la habitación este en penumbras o que sea durante la noche.





Puede Interesarte


Comenta este articulo