Preservativo que ayuda a concebir: The Stork

Los preservativos son tradicionalmente empleados para prevenir infecciones de transmisión sexual como también embarazos no deseados, pero en esta oportunidad se trata de algo totalmente diferente.

The Stork (la cigüeña) es un dispositivo innovador creado por la compañía privada de salud Rinovum, especializada en la fabricación de productos que ayudan a la reproducción.



Preservativo que ayuda a concebir: The Stork

the-stork

Este dispositivo es mucho más barato que la Fecundación In Vitro (FIV) y se puede usar en casa, sin asistencia médica, ya que se basa en un método simple para lograr la concepción: la inseminación intracervical.

Cada dispositivo es de un solo uso y debe emplearse en todo el momento de la ovulación. El condón recopila el semen en un casquillo externo que se emplea  durante las relaciones sexuales, después se lo expulsa para tener mayores oportunidades de que el esperma llegue al óvulo.

El receptáculo con el semen se inserta hasta el cuello uterino utilizando un aplicador, y el casquillo se deja dentro de la mujer de entre cuatro y seis horas para aumentar las chances de embarazo. La mujer puede hacer su vida normal sin tener molestia alguna.

Ventajas de The Stork

  • Tiene una tasa de éxito del embarazo de hasta 20%
  • Previene el reflujo de semen en la vagina
  • Fomenta una exposición prolongada de los espermatozoides en el moco cervical
  • Permite a los espermatozoides evitar el ambiente vaginal, lo que reduce el riesgo muerte de los mismos debido a la acidez del pH
  • Es un método menos invasivo
  • Es una alternativa muy rentable y de bajo costo

The Stork es ideal para las parejas que están buscando un hijo hace tiempo, pero aún no están listos para una consulta con un especialista en fertilidad. Es un producto completamente natural y libre de drogas.

Fue aprobado por la FDA y está disponible para la venta en farmacias de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia, aunque también es posible la compra online.

 

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo