Post parto, consejos para madres

Postparto, consejos para madres. El momento del parto es uno de los más emocionantes que una mujer puede experimentar, descubrir la cara del bebé que durante 9 meses se han imaginado no tiene comparación.

Ya luego del nacimiento, el post parto, es un periodo de descubrimiento en el cual no sobran los consejos que los expertos dan a mamás y papás primerizos.



Post parto, consejos para madres

Consejos del postparto:

La madre después de dar a luz al bebé queda extenuada pero a la vez con una gran excitación por su hijo, por ello lo mejor es que los padres se tomen unas horas para estar a solas con el bebé y asimilar el impacto emocional que conlleva el traer vida al mundo.

En cuanto a las visitas estas se tienen que regular de acuerdo al estado de la mamá, que en la mayoría de las veces se encuentra extenuada por las horas de trabajo de parto, dolores y estrés emocional. En caso de ser muchas las personas que acuden a dar sus felicitaciones, lo ideal es dejar al bebé en la nursery del sanatorio para evitar que se sienta molesto o se sobreexcite por los ruidos y el movimiento de gente.

Los recién nacidos duermen la mayor parte del día y solo se despiertan cuando tienen hambre, por otra parte el tener que adaptarse al nuevo ambiente le conlleva muchas energías que necesitan reponer, es por ello que no se lo debe molestar.

Es normal que los recién nacidos lloren con frecuencia, ellos se encuentran en un momento de adaptación, han salido del cobijo del útero hacia un mundo lleno de sonidos, olores y texturas que desconocen. En los momentos de llanto, no por hambre o cólicos, la mamá tiene que calmar al niño abrazándolo y sosteniéndolo bien pegado a su cuerpo para simular la misma sensación de abrigo que tenía dentro de la panza.

Por estas cosas y muchas más, es normal que la mamá se sienta desbordada, debe de aprender cosas nuevas en poco tiempo y por ello se hace necesario que cuente con el apoyo de sus familiares que le den mayor seguridad y confianza en sí misma.

Las emociones de una mujer puérpera están a flor de piel, no solo por el hecho de al fin conocer al bebé que llevó 9 meses en sus entrañas, sino a todo lo que implica dar a luz y la ansiedad de que todo salga bien. A esto se suman las demandas del niño, la lactancia, las molestias y las obligaciones de la vida diaria, lo que acarrea en la mamá un estado anímico muy particular.

Algunas mujeres sufren de depresión puerperal, estado que se caracteriza por una extrema sensibilidad, sensación de desasosiego, ansiedad, angustia, nervios, entre otras cosas. Afortunadamente en la mayoría de los casos, este estado se resuelve a las pocas semanas.

Después está el tema de la bajada de la leche la cual es abrupta y está acompañada de molestias en los pechos, además el bebé al prenderse del pezón lo suele lastimar los que incrementa el malestar. Para evitar esto solo hay que sacar manualmente un poco de leche antes de que el niño comience a mamar, además durante los primeros días la cantidad de la misma suele ser mucho mayor a la demandada por el bebé, razón por la que también es necesaria la extracción artificial.





Puede Interesarte


Comenta este articulo