Paño, manchas del embarazo

Paño o cloasmas, manchas del embarazo. El paño del embarazo es una de las molestias más comunes de la gestación, se trata de manchas color marrón que aparecen mayormente en frente y mejillas, las que se intensifican con la exposición al sol.

Estas manchas también llamadas melasma son de intensidad variable y se manifiestan de forma irregular, generalmente tomando la forma de un antifaz, razón por la que se las conoce comúnmente como “mascara del embarazo”. Su origen se debe a los cambios hormonales inevitables durante el embarazo, los que hacen que la melanina sea producida en mayor cantidad.



Paño, manchas del embarazo

Este problema es frecuente a partir del segundo mes de gestación, y va incrementándose a medida que avanza el embarazo. La excesiva producción de melanina hace que también se manchen las aureolas de las mamas, alrededor del labio superior, la mandíbula, nariz, la vulva, la zona perianal, axilas, parte interna de los muslos, cicatrices y que se forme una línea marrón que va desde el ombligo al pubis.

En la mayoría de los casos las zonas que se oscurecieron, poco a poco van recuperando el color normal después del parto, aunque en algunas mujeres las manchas no se van por completo y tienen que recurrir a tratamientos dermatológicos para quitarlas.

Los métodos más comunes usados para blanquear la piel hacen uso de la hidroquinona, como ácidos retinoico y glicólico, los cuales tienen un efecto de peeling eliminando las capas superficiales de la piel. Existen cremas con estos componentes que normalizan el tono de la dermis en un mes, o dos, dependiendo de la severidad del caso.

Por otra parte, para no agravar más el cuadro, es importante evitar la exposición solar sin  la protección adecuada y en los horarios donde la intensidad de los rayos solares resulta dañina.





Puede Interesarte


Comenta este articulo