Madres que se arrepienten de serlo

Madres que se arrepienten de serlo. De este espinoso tema se trata el estudio llamado Regretting motherhood: sociopolitical analysis, realizado por la socióloga israelí Orna Donath, sobre una parte de la maternidad que es considerada tabú en casi todo el mundo.

La sociedad no acepta que una mujer no quiera ser madre, y mucho menos que se arrepienta de su maternidad, pero la realidad es que muchas consideran que el haber quedado embarazadas fue el mayor error de su vida.



Madres que se arrepienten de serlo

En el estudio, Donath analiza 23 testimonios de mujeres que dicen arrepentirse de ser madres, y todas concluyen en que fue el peor error de sus vidas.

Cabe destacar que no se trata de mujeres que no quieran a sus hijos, al contrario. Son madres que se arrepienten de no haber vivido sus vidas como realmente deseaban. La especialista explica que las participantes del estudio diferenciaban a sus hijos de la experiencia de la maternidad, aman a sus hijos, pero aborrecen la maternidad.

Varias de las mujeres que se prestaron al estudio comentaron que, en base a la imagen que tiene  la no maternidad en su país, se habrían sentido vacías si no hubieran tenido hijos, pero eso solo pasaría si ellas no sabrían lo que saben en la actualidad.

Aquí es donde surge la raíz del problema, de porque muchas mujeres se arrepienten de ser madres… la falta libertad para poder vivir la vida como se desea y no en base a convicciones sociales y presiones del entorno. Ser madre es una decisión propia, pero no una obligación inherente al hecho de ser mujer.

Veamos algunos de los comentarios de las mujeres encuestadas:

Charlotte, 44 años, divorciada, madre de dos hijos

“Me arrepiento de ser madre, pero no me arrepiento de ellos, de quiénes son, de su personalidad. Los amo. Incluso a pesar de que me casé con un imbécil, no me arrepiento, porque si me hubiera casado con otro, tendría otros niños. Y yo amo a éstos.

Es realmente una paradoja. Me arrepiento de tener hijos y de ser madre, pero amo a los hijos que tengo. Así que sí. No es algo que puedas realmente explicar. No quiero que no estén aquí, pero no quiero ser una madre”.

Atalya, 45 años, divorciada con tres hijos

Pasé a ser madre de manera automática. Sin haber pensado en las consecuencias de tener niños o no tenerlos. Si pudiera volver atrás, no hubiera tenido los hijos”

Tirtza, 57 años, divorciada, madre de dos hijos

“Cada vez que hablo con mis amigos, les digo que si hubiera tenido la experiencia que tengo hoy, no hubiera creado ni siquiera un cuarto de niño. Lo más doloroso para mí es que ya no puedo volver atrás en el tiempo. Es ya imposible de reparar”

Vivimos en una sociedad donde la mujer tiene la presión de ser madre, sobre todo cuando pasa los 30 años, y debe escuchar continuamente frases como: “El reloj biológico corre…o  Se te va a pasar el arroz”.

Pareciera que para la sociedad la única forma de realizarse que tiene una mujer, es siendo madre, y se trata de un groso error. No todas las mujeres están hechas para ser madres, y no todas eligen o desean ese camino, y hay que aprender a respetar.

Cualquier mujer puede sentir arrepentimiento de ser madre, y cualquiera puede elegir no tener hijos si así lo desea. Nadie es quien para decidir sobre el destino del otro.





Puede Interesarte


Comenta este articulo