Los tratamientos capilares en el embarazo

El tema del cabello durante el embarazo es recurrente. A causa de los constantes cambios hormonales que las mujeres experimentan en sus cuerpos, la piel y el pelo pueden modificarse de forma favorable como no.

Pero cabe destacar que el embarazo no es razón para renunciar a las rutinas de belleza. La creencia de que las mujeres embarazadas deben dejar de usar cualquier producto es generalmente falsa. Existe una gran cantidad artículos permitidos para su uso durante el embarazo, y un montón de estos son para el cuidado del cabello.



Los tratamientos capilares en el embarazo

tratameientos pelo embarazo

Veamos qué tratamientos capilares pueden o no, hacerse las embarazadas:

Acondicionamiento profundo SI

El cabello seco tiende a ser más seco durante el embarazo, lo que significa que puede que las fibras capilares estén más susceptibles a la rotura y caída.

En estos casos viene bien el uso de un tratamiento de acondicionamiento profundo o de aceite caliente. Aplicarlo una vez al mes debería ser suficiente.

Otra forma de ayudar es ir lavando el pelo con menos frecuencia.

Tratamientos químicos NO

No son apropiados para esta época de la vida, primero porque el cuerpo pasa por muchos cambios hormonales, y es probable que el resultado en el pelo no sea el mismo que cuando no se está embrazada.

Por otro lado, algunos productos poseen ingredientes químicos que pueden resultar dañinos para el feto.

Leer las etiquetas de productos SI

Esto vale para la mujer embarazada como para cualquier otra persona. Es muy importante el leer siempre las etiquetas porque los productos de belleza pueden contener ingredientes químicos nocivos.

Cabe destacar que durante el embarazo, hasta algunos elementos orgánicos pueden ser potencialmente peligrosos.

Teñir el cabello durante el primer trimestre NO

Es una vieja pregunta: ¿Se puede teñir el cabello mientras está embarazada?

El tema es que los primeros tres meses son los más sensibles, por lo que es ideal evitar el uso de cualquier producto o colorantes durante este período.

Los tintes de cabello son generalmente seguros para su uso después de estos tres meses, sin embargo algunos especialistas consideran que no, por ello lo mejor es consultar con el médico personal.

Masajes capilares SI

Como el pelo puede estar más seco durante el embarazo, es aconsejable humectar el pelo con masajes capilares con aceite de tres a cuatro veces por semana.

Esto asegura que el pelo se nutra mucho más, y a la vez el masaje hace que se active la circulación y el folículo absorba más nutrientes.

En resumen, el cuidado del cabello no es algo que se debe olvidar o a lo que hay que renunciar cuando se está embarazada.

Existen un montón de opciones de tratamientos disponibles para embarazadas, solo hay que seguir estos sencillos consejos y trucos para estar lindas por completo.





Puede Interesarte


Comenta este articulo