Los antojos durante el embarazo

Los antojos durante el embarazo son muy comunes, las mujeres sienten la imperiosa necesidad de ingerir un determinado alimento y no tienen paz hasta que no lo consiguen.

A veces los antojos son de alimentos comunes como chocolate o ensalada de cebolla, pero a veces se presenta la necesidad de comer combinaciones de alimentos inusuales o un tipo de alimento que normalmente a la mujer no le gusta.



Los antojos durante el embarazo

antojos

Los antojos más comunes son los de dulces, como helado, chocolate, pasteles, pero también se presentan los de pescados, lácteos y frutas.

La razón de los antojos

La verdad es que no se sabe a ciencia cierta la razón de la aparición de los antojos. Lo más lógico es pensar que se deben a que el cuerpo necesita determinado nutriente contenido en ese alimento en particular, o una mayor necesidad de ciertas vitaminas y minerales, pero este no siempre suele ser el caso.

Paralelamente a los antojos, algunas embarazadas desarrollan una aversión a ciertos alimentos que antes adoraban comer, este rechazo es a tal punto que tan solo su aroma puede causarles náuseas.

Los especialistas creen que tanto los antojos como las aversiones alimentarias están relacionadas con los efectos de las hormonas, ya que éstas son capaces de cambiar la forma en que se percibe su aroma y sabor.

Cómo actuar ante los antojos

  • No tiene nada de malo ceder ante estas ansias de comer un alimento en particular de vez en cuando, pero no por ello hay que descuidar la dieta y asegurarse de ingerir una buena variedad de alimentos saludables.
  • Cómo manejar los antojos que no son saludables
  • Comer de 4 a 6 veces al día, pequeñas porciones de comida sana para evitar sentir hambre y caer en la tentación de comer algo poco saludable.
  • Tener siempre a mano bocadillos sanos para comer si se siente hambre.
  • Nunca ir al súper cuando se tiene hambre, de este modo es más probable que se caiga en tentación.
  • Consumir alimentos con un índice glucémico (IG) bajo, éstos tienen la capacidad de mantener por más tiempo la sensación de saciedad.
  • Dormir lo suficiente ya que la falta de sueño hace que se tengan más ganas de comer comida chatarra.





Puede Interesarte


Comenta este articulo