Las vacaciones durante el embarazo

Las vacaciones y el embarazo pueden ser compatibles siempre y cuando tomes ciertas precauciones, sobre todo en cuanto a la exposición solar se trata. En este post te daré las recomendaciones que tienes que tener en cuenta sobre el sol ya que en este momento tu piel es extremadamente sensible a los rayos ultravioletas.

En el embarazo la exposición solar tiene que ser moderada porque corres algunos riesgos como es el de que la piel se manche y aparezcan manchas oscuras en tu rostro (cloasma), por otro lado la línea que se perfila en el vientre también se puede oscurecer.



Las vacaciones durante el embarazo

Consejos a tener en cuenta:

  • No te expongas al sol en horas picos, sino solo a la mañana bien tempranito y recién después de las 5 de la tarde.
  • Siempre usa pantalla solar la cual has de colocar media hora antes de la exposición y renovar cada dos horas o después de cada baño.
  • Lleva sombreros grandes para proteger tu cabeza, rostro y hombros del sol.
  • Toma mucha agua y con frecuencia.
  • En lugar de ponerte a tomar sol es preferible que uses autobronceantes

Otro detalle importante es la hidratación tanto interna como externa, debes de beber al menos dos litros de agua al día y a su vez usar cremas adecuadas (con vitamina E, rosa mosqueta, colágeno, elastina…) para fortalecer la piel y evitar la aparición de estrías en las zonas de distención.

Por último, en caso de que tu rostro se haya manchado y luzcas la máscara del embarazo es importante que sigas cuidando tu piel y la protejas del sol para evitar que este problema se agrave. En caso de querer disimular la mancha puedes usar cremas o principios activos con vitamina C la cual aclara la epidermis.

Una vez que hayas dado a luz y no des más el pecho al bebé puedes recurrir a peelings con ácidos para remover las manchas que podrían haber quedado, pero por lo general estas tienden a desaparecer cuando las hormonas se equilibran.





Puede Interesarte


Comenta este articulo