La placenta, lo que necesitas saber

La placenta es sumamente importante y beneficiosa, es un órgano esencial durante el embarazo. Una placenta sana significa un correcto traspaso de oxígeno y nutrientes para el bebé, creando el sistema óptimo para el crecimiento y desarrollo saludables.

La placenta es un órgano que  se encuentra dentro del útero y por medio de la cual se adhiere al feto en crecimiento a la pared del útero. Su objetivo principal es proporcionar al feto la alimentación, eliminar sus residuos y gases respiratorios de desecho.



La placenta, lo que necesitas saber

placenta parto

Todo esto es posible gracias a la proximidad de los sistemas de sangre materna y fetal dentro de la placenta. Todos los procesos comienzan de inmediato cuando el feto empieza a formarse.

La placenta además funciona como una glándula secretando hormonas diferentes, incluyendo la gonadotropina coriónica, la progesterona y los estrógenos. Todas estas hormonas ayudan a regular y mantener el embarazo.

La placenta va creciendo durante la gestación, está conectada a la pared uterina en un lado y se une al feto a través del cordón umbilical (donde se producen los intercambios nutricionales y excreción de desechos). Es a partir de los bordes de la placenta donde comienza a desarrollarse el saco amniótico que cobija al bebé.

Cuando el bebé nace se pinza el cordón umbilical y después se lo corta, en el proceso la placenta se separa de la pared del útero, siendo después de un rato expulsada por las contracciones uterinas. Una vez fuera, el médico ha de inspeccionarla minuciosamente para comprobar que se encuentre completa y no haya restos dentro del cuerpo de la madre, una vez hecho esto, se desecha.

Es importante destacar que el parto no termina sino hasta que se haya expulsado la placenta, por tanto hay que guardar fuerzas para pujar y excretarla del cuerpo.

Problemas de la placenta

  • Placenta previa: es cuando la placenta cubre el cuello uterino. Una ecografía puede mostrar la ubicación de la misma y así determinar si al momento del parto es necesaria una para evitar poner en riesgo al bebé.
  • Placenta accreta: es una placenta anormalmente implantada en el útero. Esta puede tener dificultad para separarse del mismo inmediatamente después del parto, es causal de una hemorragia posparto grave. En estos casos se realiza una extracción manual o remoción quirúrgica de la placenta para detener el sangrado de la madre.

 





Puede Interesarte


1 comentario en “La placenta, lo que necesitas saber

  1. me detectaron acretismo placentario y dice la radiologa qu sera necesaria una histerctomia eso me da mucho miedo por las consecuencias que deja, sera posible tratar de separar la placenta del utero de forma natural o con tratamiento tengo 28 semanas de embarazo.

Comenta este articulo