Hipnoparto, dar a luz bajo hipnosis

En la actualidad las mujeres están regresando a las viejas costumbres a la hora de dar a luz, como por ejemplo  con el parto realizado en casa de forma natural y sin ningún tipo de tecnología o el parto en el agua son algunas de las formas naturales que se escogen para traer a los hijos al mundo. La idea es vivenciar el dar a luz de una manera mucho más participativa para los padres y con la menor intervención medica posible.

Cabe destacar que esto solo es factible en casos de mujeres sanas que no presentaron complicaciones durante el embarazo, y de igual modo no conlleva la misma seguridad que el parto realizado en una institución médica.



Hipnoparto, dar a luz bajo hipnosis

Dentro de las corrientes de los partos naturales esta el hipnoparto o hipnobirthing, el cual se puede aplicar en el parto en casa como el que se efectua en una clínica médica. Es una técnica que se basa en la hipnosis de la embarazada para eliminar el temor, la tensión, los nervios y el dolor que genera el parto con el fin de que ella pueda disfrutar a pleno el milagro de ser madre.

El hipnoparto tiene origen en los EEUU a fines de la década de los 80 como una forma alternativa de dar a luz sin pasar por el dolor y trauma del parto tradicional, y a su vez como una manera de devolver a la mujer el derecho de gozar sus partos.

El parto bajo hipnosis no se aplica solamente al momento de parir, sino que es un proceso que ha de llevarse a cabo durante toda la gestación para que la mamá una vez llegado el gran día se pueda sumir sola en un estado de profunda relajación. En la capacitación para el hipnoparto se emplean reemplazos de términos como alumbramiento en lugar de parto, sensaciones en vez de dolor, olas uterinas en cambio de contracciones….

Mediante la hipnosis la madre puede conectarse con su propio cuerpo y con el bebé para poder traerlo al mundo sin alteraciones, problemas ni dolores. La meditación y la adecuada respiración son cruciales para este tipo de partos ya que en ellos se basa el control del dolor; mediante una adecuada oxigenación de los músculos, estos más se relajan y se siente menos dolor lo que se traduce en una menor tensión al momento de las contracciones.





Puede Interesarte


Comenta este articulo