Hemorroides en el embarazo

Las hemorroides son venas que se inflaman en la zona del recto, pueden tener diversos tamaños y aparecer en el interior como en el exterior. Las molestias también varían, generan desde picazón hasta dolores intensos y hemorragias al evacuar.

Durante el embarazo la aparición de hemorroides es bastante común, por los cambios en el cuerpo una mujer embarazada es más propensa a padecerlas como también a tener varices en las piernas e incluso en la vulva.



Hemorroides en el embarazo

 

La razón es que el útero al estar en constante crecimiento presiona las venas de la pelvis y la cava inferior, que es responsable de llevar la sangre desde las piernas hacia el corazón. Consecuentemente, el retorno de esta sangre es mucho más lento, lo que hace que las venas que están bajo el útero se dilaten y ensanchen mucho más.

Otra razón de la aparición o agravamiento de las hemorroides es el estreñimiento, la fuerza que la mujer hace para poder evacuar fomenta la inflamación de las venas del recto. Por otro lado la  hormona progesterona enlentece el movimiento del conducto intestinal y hace que las paredes venosas estén más relajadas, lo que incrementa su susceptibilidad a la inflamación.

El tercer trimestre es cuando las hemorroides pueden hacer su aparición, reiterada o por vez primera. También pueden aparecer durante la segunda etapa del parto, mientras la mujer está pujando.

Hemorroide externa trombosada

Esta es la complicación más grave de las hemorroides. Cuando baja considerablemente el flujo sanguíneo la hemorroide se llena de sangre, se forma un coágulo que genera un bulto grande e inflamado, muy doloroso  que causa incomodidad al caminar /o evacuar.

En la mayoría de los casos las hemorroides se van solas poco tiempo después del parto, sobre todo si la mujer toma los recaudos necesarios para prevenir el estreñimiento.





Puede Interesarte


Comenta este articulo