FASD: los efectos nocivos del alcohol durante el embarazo

Si bien todas estamos de acuerdo en que beber excesivamente durante el embarazo (o en cualquier momento de nuestra vida) es malo, es importante saber que aún ingerir una mínima cantidad de alcohol durante la gestación puede producir defectos congénitos físicos o mentales en nuestro bebé.

Estos efectos se han estudiado desde hace años y se conocen por la sigla FASD que en inglés responde a Fetal Alcohol Spectrum Disorder: Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal. alcohol en el embarazoEl Instituto de Investigaciones Pediátricas del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, Argentina, realizó un estudio durante los años 2004 a 2006 en el que compararon recién nacidos hijos de mujeres que habían consumido alcohol con hijos de mujeres que no habían bebido nada durante su embarazo. La médica Silvina Morales, representante de la investigación, comenta los resultados: “Encontramos que entre los niños del primer grupo había mayor número de malformaciones leves y más casos de baja vitalidad al nacer que en los chicos del grupo no expuesto al alcohol”. Las malformaciones más recurrentes fueron el mentón retraído, la nariz más corta y alteración en la altura de las orejas. Además, encontraron indicios de que los bebés en contacto con el alcohol tendrían las células del sistema vascular afectadas.



FASD: los efectos nocivos del alcohol durante el embarazo

Todas las organizaciones internacionales de salud recomiendan suspender totalmente el consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo. En los niños que han estado en contacto con el alcohol durante su gestación se ha observado retraso mental, problemas de aprendizaje, emocionales o de conducta, defectos cardíacos y malformaciones internas. Un estudio de Dinamarca relevó que las mujeres que consumen alcohol excesiva y frecuentemente durante las primeras 16 semanas de embarazo tienen un 56% más de probabilidades de dar a luz un bebé sin vida.

Los casos extremos se conocen como Síndrome de Alcohol Fetal o FAS. Los bebés que lo padecen son anormalmente pequeños y no suelen desarrollarse por completo en su crecimiento. El corazón, particularmente, no se forma correctamente. Suelen tener algún grado de incapacidad y el tamaño de su cerebro es pequeño. La mayoría tiene mala coordinación, poca capacidad de concentración y problemas emocionales y de conducta. En la adultez, algunos padecen trastornos psicológicos y, según el Center for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, pueden desarrollar conductas criminales.

embarazo y alcoholTambién se recomienda abstenerse del consumo de alcohol durante la lactancia, ya que sabemos que todo lo que ingerimos es materia prima de la leche con la que amamantamos a nuestro bebé. Sin embargo, si queremos tomar un trago en alguna ocasión, tomemos la precaución de esperar dos horas antes de darle el pecho a nuestro hijo.

Fuente: Diario La Nación del 4 de abril de 2007, nacersano.org.
Por María del Mar





Puede Interesarte


1 comentario en “FASD: los efectos nocivos del alcohol durante el embarazo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comenta este articulo