Embarazo y consumo de marihuana

En algunas partes del mundo es frecuente que algunas embarazadas consuman marihuana durante la gestación, la prefieren antes de consumir medicamentos. Cabe destacar que este consumo se debe a una cuestión médica, no por satisfacción personal.

La marihuana es una droga prohibida en nuestro país, pero en algunos casos se acepta cuando se trata de consumo médico, de igual modo sigue siendo un tema tabú en muchos círculos a pesar del hecho de que se considera que es menos dañina que el alcohol, que es una sustancia legal.



Embarazo y consumo de marihuana

embarazo marihuana

Paralelamente a esto, sus propiedades medicinales son bien conocidas desde hace muchos años, y se la utiliza a menudo para el dolor y el alivio de las náuseas. En este sentido, algunas embarazadas descubrieron una mejora en sus malestares con el uso de cannabis durante el embarazo.

Alivio de náuseas

Las náuseas del embarazo son bastante molestas, pero algunas mujeres sufren de hiperemesis gravídica (HG), que es una seria complicación del embarazo que se caracteriza por náuseas, vómitos y deshidratación.

Esta afección puede conducir a la hospitalización para administrar a la madre líquidos por vía intravenosa y, en algunos casos, apoyo nutricional con un catéter PICC.  Si bien existen medicamentos disponibles, no son siempre eficaces y algunos tienen efectos secundarios indeseables.

La razón principal por la cual las mujeres optan por el uso de cannabis durante el embarazo es para calmar las náuseas y vómitos severos de este trastorno. Ellas sienten que su uso es más seguro que los medicamentos recetados.

También en algunos casos la usan para controlar la hipertensión arterial, los ataques de pánico, depresión, dolores y molestias relacionadas con el embarazo.

Riesgos del uso de marihuana durante el embarazo

Es importante recalcar que los estudios son sólo de hace un par de décadas. Éstos muestran una disminución en el peso del bebé al nacer, una ligera disminución en las puntuaciones de Apgar y un aumento del ingreso en neonatología.

Hubo también un estudio realizado en Jamaica, que mostró algunos beneficios de la marihuana, pero también destacó que aquellos que consumían cannabis se encontraban en una clase socioeconómica más alta. No se conocen estudios en los cuales se compare los métodos de consumo, lo que se estima es que la vaporización es más segura y más eficaz que fumar la cannabis.

Además de todo esto, muy pocos estudios apoyan el uso de la marihuana con fines médicos y los análisis o ensayos muy raramente cumplen las normas que piden las organizaciones de salud. Lo hace que sea muy difícil para los investigadores llevar a cabo gran número de ensayos controlados y aleatorios en seres humanos, a menos que esos estén diseñados para mostrar los daños de la marihuana.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo