Embarazo psicológico

Embarazo Psicológico. Toda mujer sueña con ser madre algún día, esto es algo normal, pero en algunas este deseo va más allá y se convierte en una patología que afecta cuerpo y mente.

El embarazo psicológico es la consecuencia de varios trastornos, y a su vez puede aparecer en mujeres que anhelan de forma desesperada ser madres, a un punto que su anhelo es más una obsesión que un deseo en sí.
Por otra parte, cuando un embarazo no se lleva a cabo y concebir se torna una tarea casi imposible, es más que probable que se generen sentimientos de depresión muy profunda e incluso traumas.



Embarazo psicológico

El embarazo psicológico se conoce también como pseudociesis y genera efectos nocivos en el cuerpo y mente de la mujer. Se manifiesta con cambios hormonales como sucede con un embarazo real, incluso se detiene la regla, las glándulas mamarias comienzan a fabricar leche, se tiene una sensación de movimiento fetal e incluso muchas mujeres tienen nauseas y aumentan de peso.

Si bien la principal causa del embarazo psicológico es el ferviente deseo de ser madre, también puede sucederse por la necesidad de fortalecer los lazos con la pareja, sentirse joven y fértil, así como la dependencia del marido y la creencia de que un hijo puede garantizar su total atención.

Las mujeres con embarazo psicológico no hacen caso al médico que les dice que no están en cinta y cambian de profesional buscando desesperadamente a alguien que les avale su deseo. Es por ello que el tratamiento de la patología es más psicológico que medicinal, ante todo la mujer tiene que comprender que es lo que le está sucediendo y por qué le pasa.

La contención en los embarazos psicológicos es crucial para que la mujer salga adelante, no solo el apoyo de la familia es necesario, sino también de especialistas y terapias de grupo. Si el entorno de la mujer es hostil y poco comprensivo puede acarrear que ella caiga en una profunda depresión la que puede llevarla al suicidio.





Puede Interesarte


Comenta este articulo