Embarazo: el crecimiento del bebé semana a semana (I)

Semana a semana el bebe va creciendo y a veces se hace difícil tener una idea definida de cuán grande puede estar. Por ello en este, y siguientes posts, vamos a ver el tamaño que tiene el pequeño en cada etapa del embarazo, comparado con una fruta.

crecimiento bebe



Embarazo: el crecimiento del bebé semana a semana (I)

¿Qué tan grande es el bebé?

  • Semana 1 a 4 de gestación

El bebé es tan grande como unas semillas de amapola. La bola de células se está dividiendo en el embrión y la placenta.

El tubo neural del bebé, la piedra angular de su columna vertebral, el cerebro y la columna vertebral, se están formando.

El saco y el líquido amniótico están formándose para crear la protección para el bebé.

semilla amapola

  • Semana 5 de gestación

El bebé es tan grande como una semilla de manzana. El embrión parece un renacuajo pero ya está empezando a formar los principales órganos (corazón, estómago, hígado, riñón) y sistemas (digestivo, circulatorio, nervioso).

semillas manzana

  • Semana 6 de gestación

Su bebé es tan grande como un guisante dulce

El bebé ya posee sangre que circula por un sistema circulatorio cada vez más sofisticado.

El rostro del bebé se va definiendo porque ya le está comenzando a brotar una nariz, los ojos, las orejas, el mentón y las mejillas.

Y el bebé podría incluso mover sus manos y los pies como remos.

guisante

  • Semana 7 de gestación

El bebé es tan grande como un arándano. En esta etapa comienza a generar cerca de un centenar de nuevas células cerebrales por minuto.

No sólo es el cerebro del bebé cada vez es más complejo, el corazón también y se están formando los riñones, articulaciones de brazos y piernas.

arandanos

  • Semana 8 de gestación

El bebé es tan grande como una frambuesa. Si bien no se puede sentir aún, el bebé mover los brazos y las piernas ágilmente.

Los dedos de las manos y pies del bebé están sólo ligeramente palmeados, y su cola se ha ido.

frambuesa

  • Semana 9 de gestación

El bebé es tan grande como una aceituna verde. Ya no se lo considera embrión sino feto.

Comienza a desarrollar rasgos faciales más distintivos y se empieza a sentir un fuerte latido del corazón que se detecta con el doppler fetal.

aceituna





Puede Interesarte


Comenta este articulo