Embarazadas: qué comer en NocheVieja

Embarazadas, qué comer en NocheVieja. Toda embarazada tiene que procurar alimentarse adecuadamente, por su salud y la del bebé. ¿Pero que sucede en estas fechas donde las comilonas están a la orden del día?

Es importante que la futura mamá coma de forma saludable, limitando la ingesta de alimentos que aporten pocos nutrientes y los de elevadas calorías, como pueden ser: dulces, refrescos, pasteles, budines, tartas. La cuestión no es no comer nada de estas comidas, sino hacerlo con suma moderación para no generar un aumento perjudicial en la báscula.



Embarazadas: qué comer en NocheVieja

Por otra parte, se tiene que prever que en los menús de Nochevieja hay platos que pueden no ser seguros para la embarazada. Siempre se recomienda cocinar muy bien todos los alimentos y evitar los ahumados como marinados.

Por el riesgo que implica el contagio del bacilo listeria, es recomendable evitar fiambres, pates, embutidos, leche cruda, quesos blandos y los elaborados con leche cruda (no pasteurizada), salchichas, etc.

Los mariscos siempre tienen que estar bien cocidos y se tiene que garantizar su buen estado, pero no hay que superar los 300grs de este alimento a la semana porque pueden contener metilmercurio, un contaminante presente en el mar que puede afectar al sistema nervioso del feto.

La carne siempre ha de congelarse a -20°C durante dos días antes de cocinarla. En cuanto a la cocción la de cerdo, carne molida y de animales de caza se tiene que cocinar a 70º, mientras que las de aves a 80º.

No es conveniente comer embutidos que no fueron cocinados como el jamón crudo o serrano, las frutas y verduras tienen que lavarse y pelarse y las superficies en donde se cocina siempre tienen que higienizarse.

Las carnes grasas no son apropiadas para las embarazadas por contener grasas saturadas y colesterol, por lo cual si forman parte del menú de año nuevo, lo ideal es comerlas con moderación, mientras que el resto de los días suplantarlas por otras magras como pollo, pavo, pescado o conejo.

Los postres son una tentación, pero hay que priorizar los elaborados con frutas, minimizando los más calóricos.





Puede Interesarte


Comenta este articulo