El cabello durante el embarazo (I)

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios y el cabello no se ve exento de esto. Muchas mujeres comprueban cómo durante la gestación su pelo cambia radicalmente, en algunos casos para mejor y en otros no.

Cada fémina es distinta por lo que va a notar diversos cambios en su melena, como a otras puede sucederle que no vean modificación alguna y pasen los 9 meses con el cabello como siempre lo han tenido.



El cabello durante el embarazo (I)

En ciertas ocasiones el pelo se torna mucho más grueso, brillante y vigoroso que nunca e incluso crece con mucha mayor rapidez de la que lo hace habitualmente, en estos casos las uñas también se ven favorecidas porque se endurecen y nutren.

El cabello se torna más grueso por el aumento de estrógenos, quienes mantienen el pelo más tiempo en la fase telógena, lo que a su vez disminuye la caída del mismo. Estas modificaciones son el resultado de los cambios hormonales que genera el embarazo, el metabolismo se ve acelerado y la circulación de la sangre se incrementa.

Por su parte, las mujeres menos afortunadas notarán que en la gestación su cabello se torna mucho más débil, se enreda fácilmente y puede volverse graso o seco en exceso; los cabellos lacios tienden a enrularse y los rizados a alisarse. Afortunadamente en la mayoría de los casos estas alteraciones del pelo se normalizan a los 6 meses después del parto.

Durante la gestación no es recomendable teñir el cabello o realizarse tratamientos químicos para evitar posibles complicaciones al bebé ya que los químicos son absorbidos por el torrente sanguíneo, pero en caso de que sea  muy necesario, mantener el color de la melena por ejemplo, hay que optar por los tintes sin amoniaco.

En cuanto a los tratamientos de permanentes o alisados, no son recomendados además por el hecho de que durante la gestación los niveles hormonales pueden hacer que el cabello no quede como debería o los resultados duren mucho menos de lo habitual.

El embarazo es el momento ideal para probar nuevos cortes y estilos de peinado, además no hay que olvidar que un corte de cabello puede hacer maravillas con la imagen sobre todo para disimular los kilos que se aumentan y la hinchazón que caracteriza a las últimas etapas de la gestación.

Puedes ver mas información en: El cabello durante el embarazo (II)





Puede Interesarte


Comenta este articulo