El aborto, una decisión difícil y conflictiva: ¿qué hacer?

El aborto es la culminación del embarazo, a lo largo de la historia del mundo se ha usado como parte del cuidado de la salud de la madre como también para terminar con una gestación no deseada.
No todas las mujeres piensan que el aborto es algo correcto, pero cada una está en su derecho de tomar su propia decisión.

El determinar hacerse un aborto, el interrumpir el embarazo puede ser una decisión que se justifique por muchas circunstancias, y solo la mujer embarazada es la que las conoce en profundidad sus razones para tomar tal desición. Es ella la que sabe de las condiciones de su embarazo, sus limitaciones económicas, materiales y psicológicas como para traer una nueva vida al mundo.



El aborto, una decisión difícil y conflictiva: ¿qué hacer?

aborto

Si bien existen opciones alternativas al aborto, como ser el entregar al bebé en adopción una vez nacido o bien el quedarse con el niño. Pero las mujeres eligen dar por finalizada la gestación por infinidad de razones como pueden ser:

  • El no poder mantener al niño ni costear el embarazo.
  • El temor a que los padres se enteren y las echen de casa.
  • El hecho de que el bebé cambia la vida y el inherente temor a que les impida terminar la escuela, seguir una carrera.
  • El que el padre del niño no se haga responsable y se desligue de la madre como del niño.
  • El hecho de que tener al bebé no es bueno para los padres.
  • Cuando el embarazo es fruto del incesto o violación.
  • Por el hecho de elegir no ser madre.
  • Por no sentirse preparada psicologicamente para afrontar la tarea de la maternidad.

Son muchas las razones que pueden llevar a tomar la determinación del aborto, y cada cual es dueño de elegir lo que le parece más apropiado.

No se puede forzar a una persona a tener un hijo, ni tampoco impedirle que se realice el aborto de forma furtiva porque podría poner en riesgo su vida.

A raíz de que en muchos países el aborto no es legal, mueren muchísimas mujeres en clínicas clandestinas o porque han tratado ellas mismas de interrumpir el embarazo por diferentes medios, muertes que pueden ser prevenidas si se tienen en cuenta los derechos de las mujeres. Una forma de prevenir estas muertes e hijos no deseados que potencialmente sufrirán descuido y abandono emocional, es reglamentando debidamente el aborto.

En resumen… la decisión de poner punto final a un embarazo compete solamente a la pareja o a la mujer embarazada, solo las personas involucradas conocen su situación y saben que es lo mejor en el caso. El aborto tiene consecuencias psicológicas para la mujer, y el traer a un niño al mundo también, por lo cual no se puede generalizar, sino analizar cada caso en puntual.





Puede Interesarte


Comenta este articulo