Efectos secundarios poco comunes del embarazo

Durante el embarazo el cuerpo de una mujer puede sufrir los efectos secundarios más disparatados y llamativos, como también hay casos en los que la futura mamá apenas experimenta molestia alguna.

Los síntomas más conocidos de embarazo son las muy molestas nauseas, acidez, vómitos y antojos, pero no necesariamente les pasan a todas. En mi caso personal no he tenido acidez, vómitos ni antojo alguno, pero si me tocó pasar por otros estados poco agradables. Veamos algunos de estos efectos secundarios poco comunes del embarazo:



Efectos secundarios poco comunes del embarazo

Pica

Sí, no es un problema de los niños solamente, también puede sucederle a algunas mujeres embarazadas.

Pica es la necesidad de comer todo lo que no sea alimento. Algunas quieren comer tierra, hielo o papel entre mil cosas más. No se sabe con certeza porqué aparece este trastorno, pero hay que tener mucho cuidado porque puede generar la ingesta de productos dañinos para la salud.

Rinitis del embarazo

Durante el primer o segundo trimestre puede experimentarse lo que se conoce como rinitis del embarazo. Entre un 20 y el 30 por ciento de las mujeres embarazadas tienen congestión nasal de leve a severa (sobre todo por las noches), que suele persistir incluso unas semanas después del parto.

Excesiva salivación

Es una molestia que aparece durante los primeros meses del embarazo. Genera la necesidad de escupir porque la secreción de saliva es sumamente abundante, y suele estar acompañada de nauseas intensas.

Falta de aire

Durante los primeros meses de gestación, y más intensamente al final del embarazo, la mujer puede experimentar una notable falta de aire.

En el primer trimestre lo que se experimenta es una mayor necesidad de respirar, y a medida que el embarazo va avanzando, el útero crece y presiona el diafragma haciendo que la respiración sea más fatigosa. Esto se intensifica cuando el bebé se posiciona muy arriba o si se trata de un embarazo múltiple.

Mareos

El sistema cardiovascular sufre de cambios radicales ya que las pulsaciones aumentan, el corazón se ve obligado a bombear un volumen sanguíneo mayor por minuto y el cuerpo tiene más sangre. En algunos casos el organismo no puede seguir el ritmo y eso es lo que causa los mareos.

Várices en los genitales y/o ano

Algunas mujeres desarrollan várices en la región genital y/o anal. Es una condición muy molesta e incluso dolorosa, pero afortunadamente se disipa después del parto.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo