Efectos nocivos del cigarrillo durante el embarazo y la lactancia

En nuestro país 40 mil personas cada año pierden su vida por enfermedades provocadas por el consumo del cigarrillo. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 4 mil de los fallecidos no son fumadores directos, sino que pertenecen a la categoría conocida como fumadores “indirectos” o “de segunda mano”: es decir, aquellos que conviven –en sus hogares o ámbitos laborales- con personas que los exponen al humo de sus cigarrillos.

¿Qué situación más vulnerable que la de un bebé dentro de la panza de una mamá fumadora?

embarazo y tabacoMientras estamos embarazadas sabemos que todo lo que ingerimos forma y enriquece la placenta, a la vez que nutre y desarrolla al bebé. El cigarrillo tiene más de dos mil químicos, de los cuales más de 50 son altamente nocivos, y todos ellos van directamente a nuestro hijo si fumamos durante su gestación. Esto además interfiere con las funciones de la placenta, y reduce casi un 40% del flujo sanguíneo que la alimenta: el bebé, entonces, no recibe suficiente oxígeno ni nutrientes.



Efectos nocivos del cigarrillo durante el embarazo y la lactancia

Los efectos más comunes en bebés de madres fumadoras son el bajo peso al nacer, el subdesarrollo de los sistemas principales, el nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas), y en ciertos casos, la muerte en el útero durante el tercer trimestre. Por otra parte, la placenta también se ve afectada pudiendo devenir el placenta previa, ruptura prematura o desprendimiento.

Los bebés prematuros o de bajo peso al nacer corren mayor riesgo de sufrir problemas de salud durante los primeros meses de vida. En especial, condiciones permanentes como parálisis cerebral, defectos cardíacos, problemas respiratorios, retrasos o dificultades de aprendizaje, o incluso muerte súbita. Asimismo estos niños son más nerviosos y crecen más lentamente que los niños de su edad.

Por otro lado, sabemos que aquello que comemos y bebemos durante el período de lactancia sirve de ingrediente para la leche que damos de mamar a nuestro bebé. Si fumamos, disminuye la cantidad de leche que baja del pecho y su concentración de grasas –lo cual obstaculiza el aumento sano de peso de nuestro bebé. Esto puede devenir en la necesidad de abandonar el amamantamiento o enriquecerlo con fórmula. Los bebés que son alimentados con leche de madre fumadora son más inquietos, padecen vómitos, diarrea e insomnio, y pueden desarrollar síntomas de abstinencia o adicción.

Es necesario dejar de fumar durante el embarazo y la lactancia, de paso es una excelente oportunidad para muchas mujeres que quieren dejar el nocivo habito de fumar definitivamente. Pero dada la característica adictiva del hábito, muchas mujeres no logran hacerlo por completo. En ese caso, debemos saber que los efectos son proporcionales a las dosis: cuanto menos fumemos, menos dañaremos a nuestro bebé. Pero siempre un bebé completamente sano y bien nutrido será aquel que no tenga ningún contacto en absoluto con el tabaco.

Imagen: am-am.info.
Fuentes: OMS, nacersano.org, sids.org.ar





Puede Interesarte


2 comentarios en “Efectos nocivos del cigarrillo durante el embarazo y la lactancia

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Bitacoras.com

Comenta este articulo