Cuidado básico del cabello en el embarazo

Todos los cambios que suceden en el cuerpo influyen en la apariencia y salud de nuestro pelo, por eso es que durante el embarazo acontecen tantas modificaciones en la melena.

Las fluctuaciones de las hormonas afectan directamente a nuestro cabello y hacen que se torne seco, crespo, difícil de manejar o que se vuelva de lacio a ondulado o viceversa.



Cuidado básico del cabello en el embarazo

cuidado pelo embarazo

Además el hecho de que no es recomendable realizarse ningún tratamiento capilar con productos químicos, hace que la labor del peinado y arreglo personal sea mucho más dificultosa.

Durante el embarazo se debe cuidar el cabello con productos orgánicos, una buena línea es Macadamia Natural Oil, la cual posee una completa línea de productos para el cuidado capilar, 100% de origen orgánico.

Otro detalle que vale la pena mencionar, es que durante el embarazo el cabello a menudo presenta cambios en la textura, como es el caso de que el pelo seco se torna extremadamente graso.

La razón detrás de este hecho está en la genética. Tan simple como eso, algunas mujeres pueden experimentar un aumento de la producción de sebo en el cuero cabelludo o por el contrario una disminución del mismo.

En este sentido no queda mucho por hacer en cuanto a tratamientos capilares, pero sí a ciertos trucos útiles. Existen cortes de pelo que favorecen el peinado e impiden que el cabello se vea graso en poco tiempo, como es el caso del corte bob que se lleva en capas y suelto.

La embarazada también puede optar por un tratamiento casero elaborado con ingredientes orgánicos, como es la máscara de huevo y aceite de oliva para el pelo seco, el lavado con bicarbonato de sodio para el pelo que se nota duro y con frizz, etc.
También se pueden emplear frutas como el plátano, melón y palta, estos poseen aceites naturales que nutren profundamente el cabello y no representan un riesgo para el bebé.

Los tratamientos con aceite caliente son excelentes, uno recomendable es el elaborado con aceite de jojoba, aceite de oliva virgen extra y un poco de aceite de almendras. Se aplica en el cabello y se cubre la melena con una gorra plástica durante una hora, después se lava como de costumbre.

Por último, y no menos importante, son las vitaminas prenatales. Estos suplementos además de garantizar la salud del bebé también tienen una influencia beneficiosa sobre el cabello y las uñas.





Puede Interesarte


Comenta este articulo