Cloasma, manchas oscuras en la cara de la embarazada

Durante el embarazo suceden muchos cambios, y uno de ellos es el cloasma. Se trata de manchas irregulares oscuras en la cara, que aparecen con mayor frecuencia en la parte superior las mejillas, la nariz, los labios y la frente.

El cloasma también es conocido como máscara del embarazo y melasma. Puede aparecer en mujeres no embarazadas que toman anticonceptivos, ya que la principal causa de este problema son las hormonas.



Cloasma, manchas oscuras en la cara de la embarazada

cloasma

Cuando una persona se expone al sol, las células de la piel que producen pigmento (melanocitos) secretan mayor cantidad de melanina para protegerse de los rayos UV. Cuando una mujer está embarazada o toma anticonceptivos, padece un gran aumento en los niveles de estrógenos, los que estimulan la producción de melanina en exceso causando así la mancha.

Cuando aparece la máscara del embarazo también es probable que las pecas y los lunares se hagan más oscuros, se puede formar una línea oscura en el centro del abdomen y las areolas también toman un tono más oscuro.

Si bien en la mayoría de los casos el cloasma desaparece varios meses después de dar a luz, en algunas mujeres no sucede esto y deben recurrir a tratamientos cosméticos que eliminen la mancha.

Qué hacer para evitar el cloasma

El desarrollar cloasma es menos probable si se usa un protector solar alto durante todo el embarazo y se evita la exposición al sol. Lo ideal es usar pantalla durante todo el día, ya que las luces artificiales también pueden manchar la piel, sobre todo en mujeres con predisposición al melasma.

También es útil aumentar la ingesta de alimentos ricos en ácido fólico, ya que los estudios han demostrado que una deficiencia de folato puede estar relacionada con la hiperpigmentación.
Los vegetales de hojas verdes, naranjas, pan integral y cereales de grano entero poseen altas cantidades de este nutriente.

Cómo quitar el cloasma

Una vez que se ha dado a luz y ya no se amamanta al bebé, es posible recurrir a tratamientos con ácidos que aclaran la piel y van reduciendo la mancha, como el ácido glicólico, mandélico y retinoico entre otros. El láser y la luz pulsada son eficaces también.





Puede Interesarte


Comenta este articulo