Clases de preparto, como dar con la indicada para ti

Muchas parejas quieren asistir a clases de preparto antes de dar a luz pero no saben por cual decidirse debido a la gran oferta que existe actualmente.

Estos cursos ofrecen la ventaja de aportar información importante y sobre todo apoyo a los futuros padres durante el momento del parto y nacimiento, además permiten conocer a otras parejas, intercambiar experiencias,  consejos e inquietudes.



Clases de preparto, como dar con la indicada para ti

Si bien todas las clases de preparto tienen la misma premisa, se imparten de diferente forma. Algunas son mayormente charlas informativas sobre qué esperar al momento del alumbramiento, las diferentes medidas para aliviar el dolor, procedimientos opcionales al momento del parto, etc., y otras realizan actividades interactivas.

Estas ultima son de cupos reducidos debido a que imparten instrucciones personalizadas sobre medidas a tomar para garantizar el bienestar de la madre, así como también bregan por conseguir un ambiente íntimo en donde cada pareja pueda expresar sus miedos, inquietudes y recibir consejos.

Qué buscar en un buen curso de preparto

  • Que brinde al menos 12 horas de instrucción divididas en varios días o clases semanales
  • Que informen adecuadamente sobre los tratamientos paliativos del dolor, como ser la relajación, masajes, respiración, posición de la madre, etc.
  • Grupos reducidos de no más de 10 ó 12 parejas
  • Que bregue por el parto respetado, que anime a tomar dediciones informadas
  • Que  el programa incluya parto, nacimiento, puerperio, lactancia y adaptación a la paternidad, así como también  procedimientos médicos habituales, medicación, anestesia, apego y hábitos de vida sanos que seguir después del nacimiento
  • Que permite a los asistentes expresar sus inquietudes, preguntar y debatir libremente
  • Que cuente con un instructor con certificación nacional

Como verás conviene tener unas cuentas cosas en cuenta a la hora de buscar el curso de preparto, lo ideal es no quedarse con el que ofrece el sanatorio o maternidad elegida, sino que conviene investigar, preguntar, pedir referencias y luego elegir el que les dé mayor confianza y confort.





Puede Interesarte


Comenta este articulo