Beber té en el embarazo podría ser peligroso

Beber té es una actividad relajante para muchas personas, pero un reciente estudio realizado en Canadá ha encontrado en el té puede tener un ingrediente inesperado, el plomo, que es un contaminante muy peligroso para las mujeres embarazadas.

El feto es particularmente vulnerable a las toxinas, y los investigadores advierten que los niveles contenidos en esta infusión pueden ser lo suficientemente altos como para ser un motivo de preocupación para las mujeres embarazadas y lactantes.



Beber té en el embarazo podría ser peligroso

te

El estudio se hizo sobre variedad de marcas y tipos de té, y se determinó que en casi la totalidad de los mismos había niveles de plomo por encima de los 5 microgramos, que es el límite seguro que pueden contener los alimentos.

Cuando se consumen varias tazas de té, esta cantidad sólo se suma y puede ser un gran problema para el feto en desarrollo.
Los investigadores encontraron que el té que se origina de China posee los niveles más altos (el té Oolong, el té verde y el té negro). También se descubrió que los tés orgánicos cuya infusión se elabora con más de 15 minutos de reposo, eran los que presentaban los más altos niveles de plomo.

La toxicidad del plomo puede conducir al coma ya la muerte cuando es consumido en muy altas cantidades, pero en cantidades más pequeñas sigue siendo tóxico y puede estar asociado con IQ reducido y dificultades en la escuela cuando el niño crece.

Los investigadores recomiendan que el consumo de té sea muy limitado para las mujeres embarazadas y en lactancia. Además este estudio pone sobre alerta a la salud pública y es un llamado de atención para la regulación del contenido de plomo en el té a nivel mundial.
Por tanto, si estás embarazada o dando de mamar, es mejor evitar el consumo de té por un tiempo para evitar cualquier tipo de problemas.





Puede Interesarte


Comenta este articulo