Baby Shower: cuándo hacerlo

Estoy embarazada de 6 meses y he empezado a pensar en todo este asunto del Baby Shower… si lo hago o no, y en el caso de organizarlo… ¿cuándo me conviene festejarlo? También me he planteado todas las actividades y el menú del evento.

Sin dudas que es todo un tema, conveniente, porque es la oportunidad en la que nuestros amigos y familiares nos ayudan muchísimo regalándonos cosas útiles para el bebé que está en camino.



Baby Shower: cuándo hacerlo

Quienes no están muy en el tema, el baby shower es una costumbre que tiene origen en los Estados Unidos y hace algunos años se ha diseminado por todo el mundo. La finalidad es celebrar la llegada de un nuevo bebé y que los invitados colaboren con los accesorios o ropa que va a necesitar al momento del nacimiento.

La organización del baby shower generalmente corre a cuenta de la madre y alguien cercano a ella, no necesariamente un familiar. También está el caso de las que prefieren dejar todo en manos de agencias que se especializan en este tipo de eventos, las que son de gran ayuda pero bueno, también bastante costosas.

El momento ideal para planificar el baby shower

Se suele hacer antes del nacimiento, y el momento lo decide la madre porque depende mucho de cómo se encuentra de salud, las actividades que realiza, el estado de ánimo, etc.

Personalmente considero que lo más recomendable para la madre es celebrar el baby shower antes del octavo mes de gestación, porque ya en este momento se suele estar más pesada e incómoda, lo que dificulta mucho la preparación de la fiesta. Y ni hablar de las fotos. A ninguna le gustaría verse hinchada en ellas!

El sexto o séptimo mes son ideales (semana 24 a la 31), porque la panza si bien ha crecido bastante, aun no llega a pesar demasiado y permite hacer mas actividades.

Generalmente el baby shower es temático y se hace durante la tarde, justamente para disfrutar de una suntuosa merienda, pero esto no es determinante, por ejemplo si me decido a hacerlo prefiero que sea un sábado por la noche para no caer en un cliché.

Las que deciden realizarlo después del nacimiento es porque desean organizar una fiesta para que los amigos conozcan al bebé, y así matar dos pájaros de un tiro: toda la gente acude de una vez y llevan los obsequios acordes al tamaño del niño (y sexo si es que se mantuvo este dato en secreto).

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo