Azafrán durante el embarazo:Usos, beneficios y efectos secundarios (I)

El azafrán es el rey de las especias, se lo usa en diferentes preparaciones culinarias como también tiene su lugar de importancia en la medicina natural como tradicional.

A menudo se lo recomienda para ser consumido por mujeres embarazadas debido a que ayuda en la digestión y mejora el apetito. Pero, al igual que con cualquier otra hierba, la clave para tomarlo con moderación.



Azafrán durante el embarazo:Usos, beneficios y efectos secundarios (I)

Antes de sumergirnos en los usos, beneficios y efectos secundarios del azafrán en el embarazo, veamos qué es esta especia.

azafran

¿Qué es el azafrán?

El azafrán es el estigma seco de la flor Crocus sativus, es decir, es el hilo que se encuentra en el centro y que contiene el polen.

Sólo tres hebras de azafrán se obtienen de una sola flor y es cultivado manualmente, de ahí su alto costo.

Usos del azafrán

El azafrán se utiliza en infinidad de preparaciones culinarias, en la industria de la perfumería, en la elaboración de cremas, medicamentos y suplementos de salud.

Además de ayudar en la digestión, el azafrán es eficaz para aliviar las molestias menstruales y el síndrome premenstrual. También se utiliza para tratar la infertilidad masculina, el asma, la disfunción eréctil, la calvicie, el cáncer, etc.

Mitos peligrosos

Con el paso del tiempo se han gestado mitos en torno al azafrán y el crecimiento del bebé. Hay quienes creen que consumir esta especie en el embarazo hace que se tengan bebes más fuertes y de buen peso, lo que es totalmente erróneo e incluso peligroso.

No existen pruebas científicas que avalen la relación entre el consumo de azafrán con el peso del bebé, así como tampoco hay evidencias de su ingesta y el aumento de leche materna. Además, un exceso de azafrán (más de 10 g al día), puede generar complicaciones de salud tanto para la madre como para el bebé e incluso un aborto involuntario.

 





Puede Interesarte


Comenta este articulo