Azafrán durante el embarazo: Usos, beneficios y efectos secundarios (II)

El azafrán es el rey de las especias, se lo utiliza casi en todas las cocinas del mundo y además posee cualidades curativas para el organismo.

Cuando se lo consume en pequeñas cantidades, el azafrán puede ayudar a la digestión en las mujeres que es lenta durante este periodo. También ayuda en la formación de una capa adicional en el estómago con el fin de calmar la acidez gastrointestinal.



Azafrán durante el embarazo: Usos, beneficios y efectos secundarios (II)

azafran

Beneficios del azafrán durante el embarazo

Lo recomendable es consumir pocas hebras al día, que no excedan los 10 gramos, y es efectivo para:

Cambios bruscos de humor generados por las hormonas. El azafrán es un antidepresivo natural que calma la melancolía y el llanto ya que estimula la producción de serotonina, comúnmente llamada hormona de la felicidad.

Reduce la presión arterial. Solo unas pocas hebras de azafrán ayudan a bajar la tensión alta en mujeres embarazadas, además es un excelente relajante muscular y estimulante uterino.

Mejora la digestión. Los gases, inflamación y estreñimiento son muy comunes durante el embarazo. El azafrán mejora el flujo de sangre al sistema digestivo, mejora la digestión y estabiliza el metabolismo

Náuseas matutinas. El azafrán es un potente inhibidor de náuseas y mareos, lo mejor es consumirlo en te como el té inglés para aprovechar este beneficio.

Calmante. El azafrán es un analgésico natural y tiene propiedades antiespasmódicas, relaja los músculos y alivia el dolor en las articulaciones y de estómago.

Combate la anemia. La mayoría de las mujeres embarazadas sufren de anemia, y el azafrán es muy rico en hierro, nutriente esencial para la formación de glóbulos rojos. Su consumo habitual estimula la producción de hemoglobina en la sangre

Protege de enfermedades coronarias. Debido a su alto contenido de antioxidantes, potasio y crocetina, el azafrán y que protege el corazón del bebé protege y la mamá mediante la reducción de colesterol y triglicéridos. En definitiva, mantiene las arterias libres de depósitos grasos.

Promueve el sueño. Beber una taza caliente de té o leche de azafrán antes de dormir es la mejor forma de conseguir un sedante suave y natural.

Alivia el dolor en las encías. El cuerpo de la embarazada esta sensible por demás, lo que hace que incluso el cepillado de los dientes sea doloroso. Para mejorar esto solo hay que moler algunas  hebras de azafrán y masajearlas sobre las encías.





Puede Interesarte


Comenta este articulo