Adelgazar después del embarazo

El conservar el peso y no pasarse de la raya durante el embarazo es una meta que no todas las  mujeres consiguen ya que lo normal es aumentar algunos kilitos de más. Si bien esto no genera un  problema de salud siempre que se mantenga dentro de límites saludables, una vez nacido el bebé el peso extra sí puede resultar molesto para la mujer.

Afortunadamente estos kilos extras se pueden bajar con facilidad mediante el amamantamiento y por supuesto una alimentación adecuada junto con ejercicio físico. Tan solo combinando estas pautas naturales es posible volver a tener el cuerpo que se tenía antes del embarazo.



Adelgazar después del embarazo

Cómo adelgazar después del embarazo

Lo primordial es llevar una dieta equilibrada, esta se consigue comiendo una menor cantidad de carbohidratos (pastas, dulces, harinas, pan…) y aumentando la ingesta de frutas y verduras crudas y cocidas; lácteos y carnes magras.

El ejercicio físico regular también es un complemento más que necesario, pero siempre hay que seguir las recomendaciones del médico en cuanto al tipo de ejercicio que se puede realizar después del parto.

Por otra parte el dar el pecho al bebé ayuda a quemar muchas calorías y si se complementa esto con una dieta adecuada que provea de los nutrientes esenciales para la producción de leche sin que haya excesos, el descenso de peso es inminente ya que el cuerpo usará las grasas acumuladas en el embarazo.

Cabe destacar que además de estas recomendaciones el descanso es fundamental, por más que sea difícil de conseguir durante los primeros meses de vida del niño. De ser necesario conviene tomar pequeñas siestas para recuperar las energías.

Recomendaciones importantes:

  • Cuando se está dando el pecho no hay que hacer “dieta” sino llevar una alimentación equilibrada sin excesos de calorías.
  • Siempre hay que tomar más de 2 litros de agua al día.
  • Es conveniente elegir métodos de cocción sanos que no aporten calorías extra como es el caso del vapor, parrilla, horno, etc.
  • En los casos que no se puede realizar ningún ejercicio físico es posible implementar caminatas, mediante ellas se queman calorías y se tonifica el cuerpo.





Puede Interesarte


4 comentarios en “Adelgazar después del embarazo

  1. Cuando se tiene un bebé, vives en los suburbios, lejos de todo, no tienes dinero porque decidiste dejar de trabajar para cuidar a tu bebe (y tu marido te mantiene pero te da cosa pedirle para el gimnasio, aparte estan apretados con los gastos) , la comida saludable es cara… practicamente uno se queda donde esta y no hay nada q hacer…. como es mi caso. Verse en el espejo resulta denigrante pero no hay nada q hacer a menos que se gane la loteria. En mi caso ni siquiera la lactancia me ayudo, sino todo lo contrario: nunca tuve suficiente leche pero encima mis senos de por si ya eran grandes, con la poca lactancia eran horriblemente grandes (desproporcionados) y no me ayudo casi nada a bajar de peso. Aqui estoy, con 1.50 m de estatura y pesando 150 lbs… ( en mis buenos tiempos tenia un cuerpo increible y lo maximo q pesaba eran 125) … estancada en este cuerpo horrible q no puedo moldear por mi situacion, ojala hubiera una solucion para eso. 🙁

  2. Agregar que no todas tenemos la suerte de tener un bebe proporcional a nosotras… mi bebe siempre fue enorme para mi estatura y tamaño, mi esposo es mas alto que yo… el tener una panza pequeña no era opcion, se me hizo gigante y no podia hacer nada al respecto… asi que no todas vivimos el mismo caso, ni es tan facil como parece.

Comenta este articulo