La importancia del juego para los niños

Los niños nacen para jugar, esto es algo instintivo en ellos. El juego es divertido y emocionante, pero también tiene más importancia que el mero ocio, ya que ayuda a desarrollar la imaginación, creatividad, la capacidad para resolver problemas y las habilidades sociales.

El juego no se limita ciertamente por la realidad, con la imaginación y la fantasía, el juego permite a los niños tener control sobre su mundo. Un pequeño puede jugar solo o con otros niños ya que dos o más pueden hacerlo juntos, compartiendo la experiencia obtenida.



La importancia del juego para los niños

juego niños

Existen muchas formas de juego, desde lo más básico como puede ser jugar en la arena, hasta actividades constructivas con objetos o juguetes. El juego es imaginativo es cuando los niños hacen que son otra persona o puede tener reglas como es en el caso de los juegos de mesa o juegos al aire libre.

El juego es importante en la infancia porque apoya y contribuye al desarrollo cognitivo, emocional, físico y social del niño. Es esencial para el bienestar ellos, a tal punto que ha sido reconocido por la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos como un derecho.

Los niños en edad de preescolar mediante el juego, es que aprenden a construir su vocabulario y habilidades lingüísticas. Desarrollan sus habilidades motoras finas jugando con el barro, un collar de cuentas y demás actividades; mientras que mejoran sus habilidades motoras gruesas jugando a la pelota, saltando a la cuerda y corriendo.

Las actividades de juegos que no están dirigidas permiten que los niños aprendan a trabajar en equipo, compartir, negociar, escuchar y resolver los conflictos. Mientras que los juegos auto-impulsado hacen que puedan practicar sus habilidades en la toma de decisiones, explorar su imaginación y creatividad, y descubrir nuevos intereses.

Juegos activos y juegos pasivos

Las actividades de entretenimiento pasivo (televisión y juegos de vídeo) mantienen a los niños en una actitud de pasividad, mientras que los juegos activos los impulsan a moverse. Es importante tener en cuenta esto, ya que es clave para prevenir la obesidad infantil.

Los padres

El juego debe incluir a los padres , pero sin que sea controlado por ellos ya que los niños necesitan tener el control con el fin de aprovechar los beneficios del juego, como es el caso de la creatividad y el liderazgo.

La interacción entre niños y adultos en un juego mejora la comunicación y la unión entre ellos y por ende ayuda a la construcción de una relación afectiva.





Puede Interesarte


Comenta este articulo